Archivo del Autor: JOSE MANUEL UBE GONZALEZ

Préstamo de verano en la biblioteca a partir del 26 de junio

Bibliotecas de la U.Z. en verano (foto: Heraldo de Aragón)

La biblioteca modifica el préstamo para sus usuarios durante el verano

Desde la próxima semana (en concreto, desde el lunes 26 de junio) comienza el periodo especial de préstamo de verano en todos los puntos de servicio de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza.

Los cambios afectarán a los ejemplares de préstamo largo y a los siguientes tipos de usuarios:

  • Alumnos UZ
  • Alumnos Centro Universitario de Lenguas Modernas
  • Usuarios de Convenios / Autorizados
  • Usuarios AGRALUZ
  • Usuarios UNED

Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública (Huesca)

Desde el lunes 26 de junio hasta el miércoles 30 de agosto la duración de los préstamos de ejemplares del “préstamo largo” será de 15 días en todas las bibliotecas de la BUZ y para los usuarios que he indicado anteriormente, con posibilidad de hasta 4 renovaciones. El 31 de agosto se restablecerán los periodos normales de préstamo.

Para las bibliotecas de la Facultad de Filosofía y Letras, Educación, Medicina, Ciencias de la Salud, y Ciencias Sociales y del Trabajo también habrá ampliación del periodo de préstamo de los ejemplares del tipo préstamo corto para todo tipo de usuarios desde el miércoles 12 de julio hasta el lunes 21 de agosto pasando a una duración de 15 días renovables. El martes 22 de agosto se restablecerá el periodo de préstamo anterior.

Recuerda que puedes renovar tus préstamos desde cualquier lugar en Internet mediante “Mi cuenta de Usuario” de nuestro catálogo en línea (ver vídeotutorial de ayuda) o contactando por teléfono o correo-e con tu biblioteca.

1.000 Tesis Doctorales en el Repositorio de la Universidad de Zaragoza

1.000 Tesis Doctorales en el Repositorio de la Universidad de Zaragoza

1.000 Tesis Doctorales en el Repositorio de la Universidad de Zaragoza

El día 16 de junio, el repositorio institucional de la Universidad de Zaragoza, Zaguán ha incorporado a su colección de Tesis en Red su publicación número 1.000. Se trata de una tesis del área Biomédica, Variaciones geográficas del desempeño de los sistemas de salud: alternativas metodológicas para mejorar su análisis, cuya autora es la Doctora Natalia Martínez Lizaga, dirigida por el Doctor Enrique Bernal Delgado.

La publicación en abierto de tesis doctorales se inició en 2008 y su número representa aproximadamente un tercio de las casi 3.000 tesis doctorales leídas en la nuestra universidad desde dicho año.

La Universidad de Zaragoza conserva en formato impreso, según los últimos datos, más de 8.500 tesis leídas a partir del Curso 1954-55, pues con anterioridad a esa fecha, todas debían obligatoriamente ser leídas en la Universidad Complutense de Madrid.

Ubicación de las tesis

Se localizan en las siguientes ubicaciones:

  • La Sala Pedro Cerbuna del Paraninfo, donde se han reubicado 3.185 tesis, pertenecientes principalmente a las Facultades de Medicina y de Ciencias, leídas entre los cursos 1954-55 y 1998-99.
  • El Archivo Central de Rectorado, que conserva todas las tesis leídas a partir de esa fecha.
  • Ejemplares de tesis conservados en bibliotecas de centros, como las facultades de Filosofía y Letras y Derecho, que albergan unas 800 en total.

Fomento del acceso abierto

Con la publicación de la nueva Instrucción, aprobada por el Consejo de Dirección el pasado 30 de mayo, que dará cumplimiento al Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, por el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, la inmensa mayoría de las tesis doctorales se incorporarán automáticamente al Repositorio para su publicación, donde podrán ser consultadas en abierto.

La publicación en abierto de las tesis, además de facilitar su consulta y proteger los derechos de propiedad intelectual, aumenta la visibilidad universal de los autores y de la propia Universidad, y se alinea con las políticas que tanto los gobiernos como las universidades y organizaciones de investigación están promoviendo desde el año 2002 con vistas a fomentar el acceso libre a los resultados de la investigación financiada con fondos públicos.

¡Que suene el campanico! Exposición en la Biblioteca del Campus de Teruel

¡Que suene el campanico! Exposición en la Biblioteca del Campus de Teruel

¡QUE SUENE EL CAMPANICO!

Se acerca nuestra fiesta, la Vaquilla.

La Biblioteca del Campus de Teruel siguiendo con su calendario de exposiciones,quiere mostrar la producción bibliográfica sobre el origen, tradiciones y vivencias de esta fiesta.

¡Que suene el campanico! Exposición en la Biblioteca del Campus de Teruel

Entre los contenidos de la muestra se encuentran fondos bibliográficos sobre el tema tratado de la propia biblioteca, como algunos de los libros de la colección sobre las peñas vaquilleras de Nonito Vicente; otros fondos bibliográficos y de hemeroteca del Instituto de Estudios Turolenses, como los suplementos especiales de Diario de Teruel.

Carteles históricos anunciadores de las Fiestas del Ángel y de la Semana de San Fernando, de la
colección del Ayuntamiento conviven con los de este año.¡Que suene el campanico! Exposición en la Biblioteca del Campus de Teruel

Un cabezudo, que representa el torico, también forma parte de la colección así como una cornamenta del toro, de los integrantes de la Soga y Baga, que data del toro Vinagrito de 2008.

También se han recopilado fotos antiguas y datos curiosos sobre los orígenes de la fiestas, además de programas de mano de varias décadas.

Un maniquí lleva la casaca con todos los escudos de las peñas y una maqueta de miniaturas refleja el toro ensogado a su paso por la plaza del Torico, realizada por un integrante de la Soga y Baga.

Los usuarios más valientes pueden además vivir la sensación que se siente al poner el pañuelo al Torico en el photocall que se ha instalado a la entrada de la biblioteca de campus.

La exposición estará abierta al público hasta el próximo 4 de julio.

¡Vaquilleros, que suene el Campanico, que viva la Vaquilla!

¡Que suene el campanico! Exposición en la Biblioteca del Campus de Teruel

La Universidad de Zaragoza mejora su posición entre las 500 primeras del mundo según el ranking QS

La clasificación coloca al campus público aragonés entre las diez mejores universidades españolas

La Universidad de Zaragoza escala 20 puestos su posición entre las 500 mejores universidades del mundo según se desprende de los datos del prestigioso ranking internacional QS World University Ranking 2018 (que alcanza este año su 12ª edición) y cuyos datos se han hecho públicos esta semana.

El ranking, que clasifica anualmente las 1.000 primeras de las 26.000 universidades del mundo, coloca una vez más a la Universidad de Zaragoza entre las 10 mejores del sistema universitario español. Y, a pesar de que habitualmente destaca en los indicadores de investigación e impacto de su producción científica, este año la clasificación la eleva hasta el tercer puesto entre las 82 españolas analizadas cuando considera las condiciones para la calidad docente proporcionadas por la institución.

Hay que tener en cuenta quién y cómo se realizan estos rankings para comprender el resultado final. Por ejemplo, en el caso de QS World University Ranking, el 40% de la valoración total de una institución depende de la encuesta realizada a 63.000 profesores e investigadores de todo el mundo que clasifican las mejores instituciones en sus áreas de conocimiento  (sin poder votar a sus propias instituciones, obviamente). Otro dato importante, valorado con el 20% del resultado final, es el relacionado con las citas y las facultades. Esa información se recopila a través de Scopus, utilizándose los últimos cinco años completos de datos. El número total de citas se evalúa en relación con el número de miembros de la facultad académica en la universidad, por lo que las instituciones más grandes no tienen una ventaja frente a las que cuentan con menor número de profesores e investigadores.

indicadores ranking qs

Aunque la lista de las universidades y su procedencia se mantiene bastante estable, este año han aumentado su presencia las de China, Rusia, Australia y Alemania, además de España. Pese a que este año han iniciado cierto descenso en su presencia general en la lista, hay 47 de 1000 instituciones pertenecientes a Estados Unidos y Gran Bretaña, incluyendo 9 de las 10 primeras de la lista.

Top 10 ranking qs 2018

La mitad de las 23 instituciones españolas presentes en el ranking han mejorado su posición, aunque ninguna de ellas sigue sin estar por encima del puesto 150 mundial. Sólo 3 universidades se encuentran entre las 200 mejores del mundo: La Universidad de Barcelona está en el 156 (sube 4 puestos), la Autónoma de Madrid en el 187 (sube 23 puestos) y la Autónoma de Barcelona en el 195 (sube 13).

La Universidad de Zaragoza ocupa el 8º puesto dentro de las Universidades españolas. Nuestra universidad se encuentra en el rango de puestos mundiales 461-470, lo que supone una mejora  frente al ranking anterior en el que figuraba entre los puestos 481-490.

La mejora de la reputación por parte de los empleadores también ha contribuido al ascenso de posiciones del campus público aragonés, que se sitúa entre el 2% de las mejores instituciones de formación superior del mundo.

En cuanto a su producción científica, QS ha puesto de manifiesto que, en el periodo entre 2011-2015, la institución ha superado la cifra de los 10.000 artículos académicos publicados.

El ranking elaborado por la consultora internacional Quacquarelli Symonds ordena las instituciones con de un promedio entre su reputación académica, su empleabilidad, distintos indicadores de investigación y de calidad docente, más un índice de internacionalización (tanto de profesores como de estudiantes).

Más noticias en nuestro blog tirabuzón sobre el ranking QS

Otras noticias sobre rankings universitarios en el blog.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

(Informa: Biblioteca de la EPS. Universidad de Zaragoza, campus de Huesca)

La Biblioteca de Semillas de la Escuela Politécnica Superior (EPS) nace en mayo de 2017 como un nuevo servicio de la Biblioteca EPS que tiene por objeto el préstamo de semillas de plantas hortícolas de Aragón a la comunidad universitaria de la EPS, preferentemente a los usuarios de los Huertos ecológicos.

La “primera semilla” la pone a finales de 2015 nuestro colega Chema Pérez Rabinal, responsable de la sección Biblioideas del blog de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza (BUZ), TiraBUZón. Nos llama la atención sobre el artículo publicado por Julio Alonso Arévalo en el blog Universo Abierto (Biblioteca de Traducción y Documentación de la Universidad de Salamanca) titulado ¿Qué es lo más sorprendente que prestan las bibliotecas?, en el que entre otras curiosidades que se prestan en bibliotecas -más allá de los libros-, se refiere a experiencias de préstamos de semillas como la de la Greater Victoria Public Library.

Inmediatamente nos damos cuenta del potencial de un servicio de estas características en nuestro entorno de trabajo, las titulaciones de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural y Ciencias Ambientales. El proyecto se mantiene en estado de hibernación durante unos meses y es la puesta en funcionamiento de los Huertos ecológicos en la EPS en mayo de 2016 lo que reactiva la idea y nos hace ponernos a trabajar.

En febrero de 2017 comenzamos a desarrollar el proyecto. Para ello seguimos la metodología de fases utilizada para el desarrollo de proyectos en la BUZ. Punto esencial era la creación de la primera colección de semillas. Comenzamos a tejer una red de contactos y futuras alianzas (aquí la colaboración de alumnas egresadas y hoy profesionales, Cristina Mallor, María Videgaín y Marta Estopiñán fue esencial) con el Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y con la Red de Semillas de Aragón.

La colección inicial está formada por 70 especies de plantas hortícolas provenientes en esta primera fase del Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas del CITA. El desarrollo de la colección tiene dos vertientes: el aumento de la diversidad de cultivos y variedades (a través de las donaciones de nuestros aliados, CITA y Red de Semillas de Aragón) y el aumento del número de semillas de cada cultivo, que vendrá dado por las semillas que devolverán los usuarios del servicio en cada período.

Para la organización de la biblioteca y el préstamo estudiamos el funcionamiento de servicios similares en entornos de bibliotecas universitarias y no universitarias y en entornos de redes de intercambio de semillas, tanto nacionales como internacionales. Experiencias como las de la Universitat Politècnica de Catalunya, en sus bibliotecas de la Escola Superior d’Agricultura de Barcelona y del Campus del Baix Llobregat o de la Red Andaluza de Semillas en nuestro país, y la de la red International Seed Library Forum en EE.UU., nos han servido de inspiración para definir más de una variante del proyecto.

El grupo de trabajo se constituye en abril de 2017. Se trata de un equipo multidisciplinar y abierto, del que forman trabajo parte bibliotecarios, profesores e investigadores especialistas en producción vegetal, técnicos especialistas en bancos de germoplasma, horticultores, técnicos de laboratorio, alumnos egresados de las titulaciones de la EPS relacionadas con la ingeniería agroalimentaria.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

Entre abril y mayo comenzamos la fase de construcción y prueba, en la que establecimos las bases para la organización de la colección y su puesta en circulación, aplicando criterios de máxima eficiencia en el aprovechamiento de recursos propios, lo que nos ha llevado casi al presupuesto 0 en la financiación del proyecto.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

Como recipiente-soporte de las semillas a prestar, papelinas de papel vegetal y sobres de 12,5 x 9 cm creados a partir del reciclado y transformación de sobres de correo obsoletos. Como mueble para guardar y ordenar la colección, un antiguo fichero catalográfico de madera. Como medio para conservar la colección de semillas previo a su puesta en circulación, frascos de cristal herméticos obtenidos a partir de una campaña tipo crowfunding realizada durante 10 días del mes de mayo bajo el lema “Si traes un tarro hermético de cristal te regalamos un libro”.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

La nevera y el gel de sílice necesarios para mantener la temperatura y humedad adecuada para la conservación de las semillas, han sido facilitados por el centro.

En una primera fase, el servicio está dirigido a los usuarios de los Huertos ecológicos y a la comunidad universitaria “hortelana” de la EPS. A medio plazo el servicio se extenderá a toda la comunidad universitaria UZ y a usuarios externos.

La colección Biblioteca de semillas está catalogada e integrada en el Catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza (Roble), desde donde se puede localizar, bien en conjunto, a través de la búsqueda por colección  o a través del nombre científico de la planta, el nombre local y/o el origen geográfico de las semillas.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

La unidad de préstamo es un sobre con una media de entre 10 y 25 semillas por sobre. Éste cuenta con una ficha descriptiva que contiene los datos de: Variedad; Especie; Origen; Sistema de multiplicación, Nº de semillas y Fecha de devolución. Contiene además la Signatura topográfica y el Código de barras que lo identifica para el préstamo. El plazo de préstamo es de 6 meses, el correspondiente al ciclo vegetativo de las plantas.

En la Normativa y Acuerdo del préstamo de semillas se describen las condiciones del préstamo y de la devolución. Ésta última no se limita a la devolución de las semillas, sino que incorpora una serie de datos relacionados con el proceso de siembra y multiplicación que el usuario debe cumplimentar (Ficha multiplicación de la especie) y que serán posteriormente procesados por la biblioteca con el objetivo de constituir una base de datos con información de valor añadido para la docencia, aprendizaje e investigación en las materias relacionadas con la producción vegetal que se cursan en las titulaciones de la EPS.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

Una vez completado un ciclo completo de préstamo y devolución de semillas (mayo-noviembre 2017) se analizarán los resultados, y se plantearán las acciones de mejora necesarias para el siguiente ciclo de funcionamiento del servicio. Entre las acciones ya planificadas para el próximo curso académico está la de ofrecer a los usuarios interesados en el préstamo de semillas un ciclo de charlas informativas sobre la creación de semilleros y la multiplicación de semillas al comienzo de cada temporada en el marco de la actividad Miércoles a las 12… “Conocimiento Abierto, Espacio de Encuentro”.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

La Biblioteca de Semillas es un hito más en el camino de la biblioteca de la EPS hacia la mejora y la la innovación en los servicios que ofrecemos a la comunidad universitaria en la que estamos integrados, creando servicios de valor añadido que sirvan de apoyo a la docencia, el aprendizaje y la investigación que se desarrolla en el centro. El proyecto, liderado por la biblioteca, ha sido posible gracias al trabajo multidisciplinar y al establecimiento de redes de colaboración entre bibliotecarios, docentes, técnicos, horticultores y alumnos egresados.

La Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior inaugura un nuevo servicio de préstamo de semillas

Una biblioteca con pelotas

Una biblioteca con pelotas

Posted by cienciayficcion en 25/05/2017

A raíz de la participación de la BUZ en las I Jornadas de bibliotecas G9 sobre buenas prácticas en atención a espacios y usuarios celebradas en septiembre de 2016, se celebró posteriormente una reunión de trabajo con personal de todas las bibliotecas de la Universidad de Zaragoza, en la que los compañeros que participaron en dichas jornadas expusieron no sólo las experiencias que habían presentado, sino que también explicaron las prácticas que el resto de bibliotecas universitarias participantes habían realizado.

Este catálogo de iniciativas sirvió como modelo y fuente de inspiración para desarrollar y aplicar nuevas prácticas en nuestros servicios, y fruto de ello surgió, entre otras, la propuesta de colocar pelotas de tenis en las sillas de la sala de lectura de la biblioteca de Ciencias (Física y Química).

Esta propuesta no era tampoco original. Buscando en Google es posible ver el imaginativo uso que se hace del reciclaje de pelotas de tenis y cómo en otras bibliotecas o en colegios públicos se han utilizado para las salas de lectura o las aulas.

Su instalación no sólo tiene un componente estético, sino que contribuye sustancialmente al incremento del ambiente de silencio, tan necesario en la biblioteca, reduciendo a la mínima expresión el ruido generado por el arrastre de las sillas por parte de los usuarios cuando se instalan o abandonan su puesto de lectura.

Como primer paso nos pusimos en contacto con la Federación Aragonesa de Tenis y con Zaragoza Deporte Municipal, del Ayuntamiento de Zaragoza, explicándoles nuestras intenciones y necesidades y solicitándoles la donación de las pelotas de tenis usadas que tuvieran disponibles para reciclarlas en esta nueva función. La respuesta desde ambas instituciones fue rápida y totalmente colaboradora, poniendo a nuestra disposición más de mil pelotas de tenis usadas.

Una vez recogidas las pelotas de tenis fueron nuestros compañeros de la biblioteca quienes supieron aplicar su ingenio e inventiva para que el proceso de realización de los agujeros se realizara con comodidad y seguridad.

Que supuso un proceso de mejora paulatino…

A la vez que se iban agujereando las pelotas, estas se iban colocando en las patas de las sillas, aprovechando el inicio y final de la jornada, procurando minimizar en lo posible los trastornos de la instalación a la mayoría de los usuarios.

El proceso resultó finalmente agil y entretenido, y los beneficios han superado nuestras expectativas iniciales.

Fotos de Teresa Marco, Begoña Vera y Roberto Soriano

(Biblioteca de la Facultad de Ciencias, Universidad de Zaragoza)

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017

El Campus de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017 (cartel: José M. Ubé)

Del 26 de mayo al 4 de junio la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza (BUZ) estará de nuevo presente en la Feria del Libro de Huesca  (con 34 ediciones es la más antigua de Aragón), a través del punto de información instalado en la Caseta del Campus.

Se trata la participación nª 13 del Campus de Huesca en la Feria del Libro, y como no somos supersticiosos, deseamos que sea un éxito como las anteriores. En la caseta siempre contamos con la activa participación de las bibliotecas de la Universidad de Zaragoza en la ciudad. La BUZ aprovecha este evento para dar a conocer nuestros fondos bibliográficos y documentales, recursos y servicios a la ciudadanía oscense y a los muchos visitantes de la Feria durante los diez días en que permanece abierta.

La caseta está atendida por personal de las bibliotecas, contando con la ayuda de otros servicios del Campus quienes, durante unos días, combinaremos la información y respuesta a las consultas de los interesados con la faceta de vendedores de las publicaciones de Prensas Universitarias de Zaragoza.

Caseta del Campus de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017

Como cada año, las actividades del campus tienen su propio cartel en la Feria, obra de nuestro compañero José Manuel Ubé. Por primera vez la Feria del Libro de Huesca tiene un país invitado (Francia) y una temática especial: La mujer. Son los dos elementos con los que nuestro compañero ha jugado para confeccionar este cartel.

Además, este año las presentaciones de libros de autores relacionados con la Universidad de Zaragoza han superado todos los registros anteriores, siendo uno de los colectivos con mayor presencia en toda la Feria.

Actividades de la BUZ programadas en la Feria

Caseta del Campus de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017

Además de las presentaciones de libros de autores de la Universidad de Zaragoza o publicados por Prensas de la U. Z., cada año, las bibliotecas del Campus de Huesca proponen una actividad de interactuación con los visitantes a la caseta. Este año queremos acercarnos a ellos, conocer los libros que más gustan a los visitantes de la Feria y, quién sabe, poder cumplir sus expectativas teniendo al menos un ejemplar de todos ellos.

Caseta del Campus de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017

Con el lema “Nos gusta saber lo que te gusta”, nos dejan en forma de pos-it sus preferencias, regalándoles una pequeña plantita de albahaca y entrando en un concurso de un estupendo lote de libros que se celebrará al final de la Feria.

Zona de Bookcrossing

También repite este año, con motivo de la celebración de la Feria,  su zona Bookcrossing de la biblioteca de la Escuela Politécnica Superior,  liberando dos libros al día (4 los fines de semana).

Animamos a todos a visitarnos en esta ocasión tan especial para los libros, las bibliotecas, los lectores y los bibliotecarios.

Caseta del Campus de la Universidad de Zaragoza en la Feria del Libro de Huesca 2017Este año las casetas de la Feria han servido para exponer las obras de los jóvenes artistas del CEIP Pirineos  Pyrénées bajo el título de “Una mirada a Francia”. En la foto, uno de los autores posa con su collage en nuestra caseta del Campus.

Consulta en este enlace las anteriores participaciones de la Biblioteca en la Feria del Libro de Huesca.

 

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza estrena Plan Estratégico

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza estrena Plan Estratégico

La BUZ estrena su III Plan Estratégico

Con la aprobación por parte del Consejo de Dirección, el pasado día11 de mayo, se iniciaba formalmente la andadura del III Plan Estratégico de la Biblioteca, 2017-2020 de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza.

Empieza un nuevo Plan, el tercero, pero no nace ahora: hay dos planes previos: el Primero (2009-2012) y el Segundo (2013-2016), además de un trabajo previo de preparación que se inició seis meses antes.

En los orígenes y enmarcando el Plan están los planes estratégicos de REBIUN (Red de Bibliotecas Universitarias) y la adopción en 2008 de una metodología de gestión basada la búsqueda de la calidad y la mejora continua a través de la metodología EFQM, lo que ha llevado a la BUZ a obtener el Sello de Calidad Europea 400+ tres veces consecutivas, además del Sello Excelencia Aragón Empresa en 2013, el Galardón Club Empresa 400 en 2012 y la Certificación ISO 9001 de la Biblioteca Hypatia de Alejandría 2006 – 2009.

Para su elaboración, iniciada en el último trimestre de 2016, se ha contado con la participación de la inmensa mayoría del personal de la BUZ, fundamentalmente en la definición consensuada de la visión y los valores que sustentan el plan. La visión muestra cómo debería contemplarse la biblioteca cuando este Plan legue a su fin:

La BUZ se contempla como un servicio abierto y flexible, que da respuesta a las necesidades cambiantes de la comunidad universitaria y de la sociedad.

Es un referente en dar servicios de calidad y es percibido como útil por todos los grupos de usuarios.

Biblioteca Hypatia de Alejandría (Universidad de Zaragoza)

Lema del nuevo plan: “Una biblioteca cercana y a medida”

Los valores comprenden tanto los éticos como los profesionales: Calidad del servicio, Garantía de acceso a la información, Profesionalidad, Respeto a las normas de derecho de autor, Transparencia, Privacidad y confidencialidad, Lealtad institucional.

El lema elegido, Una biblioteca cercana y a medida, muestra un enfoque centrado en los diferentes tipos de usuarios o “grupos de interés” de la Biblioteca, que son: la institución, sociedad, profesores, estudiantes, investigadores y el propio personal de la biblioteca. El plan emprende un rediseño de la actividad de la BUZ centrado en una relación más estrecha con los usuarios a fin de satisfacer sus necesidades y demandas, teniendo en cuenta su variedad y diversidad.

Se trata de identificar los servicios que ofrece a cada colectivo o grupo de interés, a modo de carteras de servicios, buscando en todo momento la implicación activa de cada uno de ellos, así como de alinear los objetivos del Plan en las líneas y planes de actuación del equipo de Dirección de la Universidad de Zaragoza.

Este enfoque presupone una actitud más proactiva por parte del personal de la BUZ, en el que la formación continua del personal de la Biblioteca debe desempeñar un papel central para alcanzar las metas propuestas, así como un refuerzo de la coordinación a través de grupos y equipos de trabajo, abiertos y dinámicos.

Lo constituyen cuatro grandes Líneas Estratégicas:

  1. Institución/Sociedad, en el que se plantean los objetivos relacionados con el Gobierno y autoridades de la Universidad, así como con el público no universitario, constituido por instituciones, proveedores, otras bibliotecas y otros agentes, tanto nacionales como internacionales, externos a la UZ.
  2. Docencia y Aprendizaje, en que se abordan objetivos dirigidos al PDI, en su faceta docente, y al alumnado, tanto de grado como de posgrado.
  3. Investigación, dirigido al PDI, en su faceta investigadora.
  4. Biblioteca, enfocada a las personas que integran la BUZ, como organización que debe articularse de una manera ágil y eficaz para poder ofrecer el mejor servicio.

Objetivos a desarrollar (2017-2020)

Entro los grandes objetivos a desarrollar destacarían, como ejemplo y por citar algunos: la confección de un plan de adquisiciones de libros para toda la Universidad; la creación de portales de servicios para profesores, estudiantes e investigadores; el paso del modelo de formación en competencias informacionales CI2 al nuevo marco europeo DigComp; la inclusión en el repositorio de datos abiertos; la elaboración de un plan de formación para el personal de la BUZ.Biblioteca de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo (Universidad de Zaragoza)

El Plan busca también una redefinición de la forma organizativa a utilizar para acometer  los objetivos. Para ello se redefinen las subcomisiones y grupos de trabajo, que se transforman en equipos de trabajo y redes de trabajo distribuido, se especializan e “independizan” algunas labores -como la Coordinación de Formación-, y de dota de mayor autonomía a los coordinadores de las líneas a la hora de proponer colaboradores de entre el personal de la biblioteca.

El éxito de los dos planes anteriores, con un alto grado de cumplimiento de sus objetivos –casi el 70%- y su imbricación en los programas y actuaciones del Gobierno de la Universidad, confirman la utilidad de esta metodología para plantear la gestión de la actividad del servicio durante los próximos cuatro años.

El mp3 ha muerto. Viva el AAC

En la tecnología actual los cambios se suceden a gran velocidad, y si hablamos del mundo de la informática, no podemos más que pensar en un ritmo vertiginoso de apariciones y desapariciones de sistemas y formatos. Surge siempre la pregunta: ¿y qué pasa con la “vieja tecnología”, con los “viejos sistemas”? Hoy en día es difícil es encontrar alguien que repare reproductores de vídeos (incluso del triunfante en su momento VHS) o sus piezas de repuesto, y además comprobamos que muchos de los vídeos que guardábamos (y acumulábamos en casa)  ya ni siquiera funcionan o su contenido es apenas visible (aunque a veces, dado lo grabado en ellos, no deja de ser algo positivo).

Para los bibliotecarios la preservación de la información es tan importante como su difusión, y todos estos cambios acelerados dificultan especialmente poder cumplir con estos principios. Vivimos en una sociedad de usar y tirar (gastar, gastar, gastar…)  y no reparamos en que lo que “tiramos” dificilmente vamos a poder recuperarlo. En ese maremagnum de cambios tecnológicos e informáticos, ahora le ha llegado el turno al formato de audio mp3.

En estos últimos días ha sido noticia la declaración oficial  por parte de sus creadores de que “ha fallecido”. Los científicos alemanes del Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados que lo desarrollaron hace tan solo 22 años, han decidido abandonar las patentes que tenían sobre el MP3 para que ahora pueda usarse libremente y sin licencias de por medio. Eso implica también que su desarrollo ha finalizado.

Según Bernhard Grill, uno de los principales desarrolladores del formato MP3, el formato de audio AAC (Advanced Audio Coding, en cuyo desarrollo también participó el Instituto Fraunhofer) es actualmente el formato estándar para la descarga de vídeos y de audio en móviles al ser “ más eficiente y más versátil que el MP3”. Este formato AAC fue elegido además por Apple como formato principal para los iPods y para su software iTunes.  Como indica el Fraunhofer Institute: “El MP3 sigue siendo popular entre los consumidores. Sin embargo, plataformas de mayor vanguardia como el streaming o la TV y la radio usan códecs más modernos como el AAC, los cuales entregan mejor calidad de audio a menor bitrate que el MP3.”

Aunque realmente el nuevo formato es bastante mejor que el mp3, la raíz del cambio es fundamentalmente económica. Lo que se trata es que nosotros, los usuarios-consumidores, paguemos por las licencias al adquirir películas, música u otro tipo de contenido audiovisual. Los productores de contenido y las grandes empresas necesitan sacar una rentabilidad elevada a cada producto en el que invierten y el nuevo formato AAC permite ampliar sus posibilidades de control y negocio. El formato AAC permite incluir legalmente la protección de los derechos de autor a los archivos de audio y, además, los archivos en AAC con protección anticopia no permiten su ejecución sin autorización. Aunque a priori favocerecía a los autores y a las empresas propietarias de los derechos de la grabación, esto ha frenado momentaneamente su expansión, por eso ahora parece que ha llegado el momento de cerrar la puerta definitivamente al mp3.

El Moving Picture Experts Group (MPEG) prestó su nombre al proceso de codificación digital mediante el cual el audio y el vídeo se comprimen en un archivo lo suficientemente pequeño para ser transferido fácilmente. Ese proceso – MPEG Audio Layer III – y el archivo resultante – el MP3 – es omnipresente hoy en día. Se convirtió en el estándar para todos los dispositivos pero ha llegado el momento, al parecer, de sustituirlo por un nuevo formato que lo mejore. Sobre todo porque la actual tecnología se centra en el mundo de los móviles y es ahí donde el AAC ha llegado rápidamente a convertirse en el formato dominador. No es el único, hay otros formatos mejores pero ocupan considerablemente más espacio en nuestros discos duros.

De momento, y como ocurrió en su día con los discos de vinilo, o con los vídeos, seguirán existiendo aparatos para su reproducción, pero salvo que surga un movimiento nostálgico que vuelva a darle popularidad (como el dulce momento actual que disfrutan de nuevo los discos de vinilo), el mp3 irá desapareciendo de nuestros reproductores.

No todos están de acuerdo en esa búsqueda constante de nuevos formatos “cada vez más perfectos”. El éxito en su momento (y del “revival” actual) de los vinilos viene de su imperfección, de ese ruido de la aguja y el polvo entre los surcos, de los saltos que pueden usarse para composiciones especiales y geniales. También el color y la distorsión difusa de los viejos VHS ofrecen sensaciones que no las dan las perfectas y nitidísimas imágenes en 3D, en 4D, en ¿5D? … Imágenes que de tan realísticas parecen poco reales. De todas formas, esto no parece salvar al mp3 frente al AAC… ¿o no?

Las bibliotecas debemos intentar preservar no sólo el contenido sino también los reproductores si precisamente queremos conservar también esas sensaciones (como también se guarda el tacto y el olor del papel o del pergamino), que nos acompañan en la contemplación de una obra, en su lectura o en su escucha. Siempre que ocurre una noticias como esta pensamos “Y nosotros ¿qué hacemos? ¿Podemos ayudar?” y pasa el tiempo (vertiginoso) tecnológico y en apenas unos años ya no tenemos capacidad para preservar tecnologías ni sus contenidos.

De todas formas, pues así lo requiera la buena nueva informática primaveral, cantemos jubilosos (y grabemos en AAC): “El mp3 ha muerto, larga vida al AAC”… hasta el próximo formato, claro.

En este enlace te dejamos algunos libros sobre mp3 de nuestro catálogo de la biblioteca.

Exposición de libros de Federico Corriente, profesor de la Universidad de Zaragoza y nuevo académico de la RAE, en la Biblioteca María Moliner

Federico CorrienteEl pasado 6 de abril de 2017, la Real Academia Española eligió al arabista y profesor emérito en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza,  Federico Corriente Córdoba como académico, ocupando la silla K vacante desde el fallecimiento de  Ana María Matute el 25 de junio de 2014.

Por este motivo, la Biblioteca de Humanidades María Moliner ha reservado un espacio expositivo con sus libros en su homenaje, que estará abierto al público durante los próximos días.

Exposición de libros de Federico Corriente en la Biblioteca María Moliner

Federico Corriente (Granada, 1940), licenciado (1963) y doctor (1971) en Filología Semítica por la Universidad Complutense de Madrid, es en la actualidad profesor honorario de la Universidad de Zaragoza, en donde ha sido catedrático de lengua y literatura árabes. Es autor de numerosas publicaciones de su especialidad y de distintos diccionarios de árabe-español y español-árabe.

En este enlace ofrecemos las obras de Federico Corriente disponibles en el catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza, algunas de las cuales se pueden contemplar en esta exposición temporal.

Más información:

«Un arabista en la RAE ayuda a conocer un poco mejor pare de nuestra historia»Heraldo de Aragón, 8 de abril de 2017.