Archivo del Autor: LUIS MARIANO BLANCO DOMINGO

La Biblioteca de la EPS participa en el Seminario RECIDA

(Informa Adriana Oliva, Biblioteca EPS)

Los días 24, 25 y 26 de julio participamos en el XVIII Seminario de Centros de Documentación Ambiental y Espacios Naturales Protegidos organizados en el marco  del CENEAM. El seminario es una reunión anual de profesionales adheridos a la Red de Centros de Información y Documentación Ambiental (RECIDA) con el fin de intercambiar experiencias y recibir formación especializada en gestión de la información y documentación ambiental, realizar proyectos conjuntos y difundir las actividades de los centros.

Participantes en el Seminario RECIDA

En el programa de esta edición los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la agenda 2030 tuvieron especial protagonismo:

  • Agenda 2030 en los servicios bibliotecarios: retos para no dejar a nadie atrás. Alicia Sellés, Fesabid .
  • RECIDA y los ODS. Montse Grabolosa, PNZV La Garrotxa  y Rosario Toril, CENEAM.
  • Un mundo en común: las bibliotecas navarras y la agenda 2030. Mª Cruz Lerga, Navarra +Voluntaria.
  • Colaboración ONUBIB al estudio de implementación de los ODS: Bibliotecas y Planes de Estudio de la UV. Chelo Pons, ONUBIB.

Las experiencias compartidas son una parte importante del seminario:

  • Actividades DocAmbcat. Montse Grabolosa, PNZV La Garrotxa.
  • Proyectos bibliotecarios de colaboración: hacia un portal de la investigación cooperativo. Ignacio Andallo. Universidad de la Rioja.
  • Producción científica del IRTA. Repositorio y gestor curricular. Xantal Romaguera. IRTA
  • Fridays for future. Sera Huertas. CEAV.
  • Gentes biblioverdes. Marga Muñoz, CDAMAZ.
  • Claqueta y acción. Ciclo de cine ambiental. Yolanda Monteiro, SDEA¿Quién ha pasado por aquí?: Un libro para mirar e imaginar. Teresa Canyelles, Parc Natural de la Serra de Collserola.
  • Biblioteca de AEMET en REBIUN: una biblioteca pequeña en una gran red. Elena Morato, AEMET.
  • Libros y economía circular. Mercedes Barreno, consultora.
  • Zikloteka. Manu González. Fundación Cristina Enea.

En la parte dedicada a la formación y puesta al día con los recursos de información, aprendimos a hacer gifs con Lola Burgos, Generalitat de Catalunya e infografías con Mario Pérez-Montoro, Universidad de Barcelona; Isidro Aguilló, CSIC, nos explicó Lens y José Pino, Universidad de Málaga, nos puso al día sobre Información y datos públicos de prevención y control ambiental.

PechaKucha en RECIDA

Por nuestra parte participamos con una demostración del formato PechaKucha, como medio de acortar tiempo en las presentaciones, a la vez que compartíamos la experiencia de nuestro Grupo de Comunicación en la gestión conjunta de las redes sociales de la BUZ.

La red está formada por más de 100 centros de documentación y bibliotecas distribuidos por toda la geografía española, y el seminario anual es el momento en el que nos juntamos la mayoría de los de miembros de RECIDA. Es la ocasión perfecta, por lo tanto, para hacer la memoria del año anterior, planificar acciones conjuntas y presentar a los nuevos participantes. Este año dimos la bienvenida a los miembros de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental.

Este XVIII seminario se desarrolló en el Colegio Mayor Rector Peset de la Universidad de Valencia, en el que también estábamos alojados. En las actividades complementarias disfrutamos de visitas guiadas al Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV) y al Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, donde aprovechamos para disfrutar la tradicional cena autonómica a base de exquisiteces traídas por los participantes desde las distintas comunidades.

La organización, a cargo de Rosa Toril y Chelo Pons fue perfecta. Nos ceñimos a los horarios, intercambiamos publicaciones y disfrutamos de un alojamiento en pleno centro de Valencia y recién reformado, de la paella, la horchata y, los que salimos por la noche, hasta de los fuegos artificiales.

Los seminarios llevan organizándose desde el año 2002 y la mayoría de los participantes repetimos. Eso se nota sobre todo en el ambiente distendido, en la facilidad para intercambiar información y experiencias y en el calor con el que se acoge a los nuevos participantes.

Como conclusión nos quedamos con la frase de David Lankes que nos citó Montse Grabolosa:

“Las bibliotecas malas construyen colecciones, las buenas servicios, las mejores comunidades.”

Estamos en camino.

 

Makerspaces en la BUZ: la Biblioteca de Semillas

La irrupción de espacios creativos (makerspaces) en las bibliotecas universitarias es un fenómeno creciente que trasciende y modifica su tradicional visión como meros receptores y/o depositarios de libros, o espacios adecuados únicamente para el estudio. Esta ampliación de sus posibilidades las convierte en posibles centros de estímulo del aprendizaje, la colaboración o la innovación.

Una reciente publicación (Alonso Arévalo, Julio. Makerspaces. Espacios creativos en bibliotecas. Salamanca: Ediciones del Universo, 2019) se hace eco de una propuesta de la BUZ que bebe de esa idea trasformadora e integradora, y de la que ya os ofrecimos información en este post. La Biblioteca de Semillas, desarrollada por la Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, nació en 2017 como un nuevo servicio que tiene por objeto el préstamo de semillas de plantas hortícolas de Aragón a toda la comunidad universitaria: alumnos, personal docente e investigador y personal de administración y servicios de la Universidad de Zaragoza.

El proyecto, que ha merecido el sello 2018 del Consejo de Cooperación BIbliotecaria en la categoría de bibliotecas universitarias, no sólo proporciona apoyo a la docencia, el aprendizaje y la investigación que se desarrollan en el centro, sino que ha sido el resultado de un esfuerzo multidisciplinar, y ha permitido establecer redes de colaboración entre bibliotecarios, docentes, técnicos, horticultores y alumnos egresados, conformando un espacio colaborativo ágil e innovador que responden a tres de los elementos fundamentales que presiden los makerspaces:

  1. las bibliotecas como espacios de compromiso social que dinamizan y fomentan actividades creativas;
  2. Las bibliotecas como creadoras y generadoras de valor y contenidos, y
  3. Una nueva aproximación a la misión y visión de las bibliotecas basada en la transversalidad y la adaptación a un entorno cambiante.

La BUZ apuesta claramente por esta atractiva propuesta de interacción social de las bibliotecas universitarias, por lo que estudia crear nuevos espacios que faciliten la creatividad de sus usuarios. Os mantendremos informados.

La Biblioteca Nacional nos acerca a Lope de Vega

La página web de la Biblioteca Nacional (BNE) ha creado un portal dedicado a la presencia e importancia de Lope de Vega en la dramaturgia española, cuyos contenidos básicamente responden a los que albergaba la exposición Lope de Vega y el teatro del Siglo de Oro, que tuvo lugar en la BNE del 28 de noviembre al 17 de marzo de 2019.

El espacio se adentra en el teatro del Siglo de Oro a través de la prolífica obra de Lope, quizá el máximo exponente de la denominada Comedia Nueva. Durante esta etapa, la producción no sólo tiene interés desde el punto de vista del patrimonio material y bibliográfico, sino que además las obras son representadas de forma continuada en las salas de teatro, atestiguando su vitalidad y vigencia.

El portal se divide en dos apartados: el primero dedicado a los contenidos teóricos y bibliográficos de la exposición; y la zona LAB, en la que se ofrece una aproximación a los mismos desde el punto de vista de la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación.

A su vez ambos se subdividen en cuatro secciones gracias a las cuales se sigue un recorrido secuenciado por el teatro del Siglo de Oro español. En la primera parte, “El apogeo teatral del Siglo de Oro”, se muestran los precedentes literarios de épocas anteriores y se mencionan algunas obras de Lope, haciendo especial hincapié en sus seguidores, la repercusión en la prensa coetánea, y su ocaso y la fulgurante aparición de Calderón de la Barca.

Cancionero de Zeghere van Male (1542)

La segunda sección, titulada “Proyección del teatro del Siglo de Oro”, trata la supervivencia de las obras de esta época tanto a través del tiempo, centrándose en la representación de obras del siglo XVII en la actualidad, como a través de la ruptura de las fronteras, con ejemplos tan paradigmáticos como el clásico Fuenteovejuna y su incidencia sobre la tradición revolucionaria o el Mito de Don Juan.

Manuscrito de las comedias de Lope de Vega. Copia de Ignacio Gálvez (1762)

La tercera sección,  “Un teatro vivo, de Lorca a hoy” se refleja la consideración de las obras del Siglo de Oro en la actualidad, su investigación y conservación, y quiénes hacen todavía posible hoy su representación en los escenarios, como la Compañía Nacional de Teatro Clásico o el imponente escenario que proporciona el Festival de Teatro Clásico de Almagro.Corral de comedias de Almagro

Por último, “Patrimonio, investigación y difusión en la era digital” da cabida a las nuevas tecnologías y la digitalización de contenidos teatrales. Gracias a estos avances, hoy día podemos conocer todas las facetas del teatro del Siglo de Oro, además de ayudarnos a conservar, estudiar, difundir, representar y vivir en primera persona esta porción de nuestro legado cultural.

Equipo Crónica. Las estructuras cambia, las esencias permanecen (1968)

Nos encontramos por tanto ante un portal web dinámico, que representa de forma perfecta la simbiosis entre las esencias teatrales permanentes de nuestro esplendoroso Siglo de Oro y las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para asegurar tanto su estudio como su difusión.

El archivo del fotógrafo Oriol Maspons, en abierto

MNAC

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ha finalizado los trabajos de inventario, conservación y digitalización del archivo del fotógrafo Oriol Maspons (1928-2013), que refleja su recorrido profesional a través de un fondo formado por más de 7.000 fotografías en papel, con una cobertura cronológica que arranca en 1950 y finaliza con los últimos estertores de los años 80 del pasado siglo.Tete Montoliú fotografiado por Oriol Maspons

La primera fase comenzó  en 2011 con la digitalización de más de 3.000 imágenes, a las que se sumaron en 2017 un grupo de 200 fotografías gracias a la Fundación Nando y Elsa Peretti. En esta segunda etapa, el museo ha incluido 2.300 instantáneas, lo que ha permitido localizar numerosas imágenes inéditas que podrán contemplarse en la exposición retrospectiva sobre el fotógrafo que el MNAC presentará el próximo 5 de julio con el título de «Oriol Maspons, la fotografía útil», siendo su comisaria Cristina Zelich.Oriol Maspons. Fotografía para Poeta en Nueva York

Entre esos descubrimientos podemos destacar fotografías de su primera época realizadas en París, Londres o Ibiza durante la década de los cincuenta, que reflejan la cotidianidad y espontaneidad de las calles, las esperas para coger el metro, la viveza del ambiente nocturno e incluso imágenes de modelos posando en la playa. También encontramos los trabajos realizados para revistas como Interviu, L’Oeil o Paris Match, y las instantáneas que sirvieron para ilustrar los tres libros que integraron la serie Palabra e imagen, publicados por la editorial Tusquets: Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca; La caza de la perdiz, de Miguel Delibes, y Toreo de Salón, de Camilo José Cela.

Oriol Maspons fue uno de los principales renovadores del lenguaje fotográfico español. Influido por la corriente objetivista de Cartier-Bressons, fue uno de los integrantes del grupo Nova Vanguardia, formado, entre otros, por Xavier Miserachs y Ramón Masats. Considerado el fotógrafo de la gauche divine, fue el maestro de significados especialistas, entre los que podemos destacar a Isabel Steva Hernández, más conocida como Colita, muy vinculada a los movimientos culturales antifranquistas y feministas.

 

 

Fesabid celebra las XVI Jornadas Españolas de Información y Documentación

Fesabid celebra las XVI Jornadas Españolas de Información y Documentación

Fesabid organizó en Barcelona durante los días 16 y 17 de mayo las XVI Jornadas Españolas de Información y Documentación, dedicadas a la apertura de nuevos canales de comunicación e interacción con los usuarios y la sociedad y su implicación en el quehacer profesional de las bibliotecas. Con el atractivo título Abriendo puertas: alternativas, oportunidades e impacto del acceso a la información, la reunión se estructuró en tres ejes fundamentales: 

  • Acceso democrático a la información, hacktivismo y libertad de expresión
  • Liderar el cambio en la era digital: competencias, habilidades, perfiles y nuevos roles en la información y documentación
  • Inversión social: trabajar en sociedad y crear comunidad

Las jornadas comenzaron con la conferencia El valor de los profesionales de la información en el entorno global, a cargo de Gloria Pérez-Salmerón, presidenta de la IFLA, en la que consideró a las bibliotecas como motores del cambio, y de su necesaria integración en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. 

Dentro del eje 2, Yolanda Maya Ortega, Directora de la Biblioteca del Campus Tecnológico de Monterrey, fue entrevistada por Ciro Llueca, Director de la Biblioteca de la UOC. En la conversación, se desgranaron toda una serie de iniciativas conducentes a seducir a los usuarios, favoreciendo su formación a través de un diseño abierto abierto del edificio, y la imbricación absoluta de los bibliotecarios en todos sus trabajos académicos. En este bloque, Carme Torras, profesora de investigación en el Instituto de Robótica e Informática Industrial (CSIC-UPC) expuso en Inteligencia artificial: un reto científico y ético el estado actual de la investigación en inteligencia artificial, los dilemas éticos que plantea y las responsabilidades que conlleva nuestra constante interacción en las redes, para lo cual es necesario volver a la filosofía como explicación de la realidad que nos circunda y condiciona.

Por su parte, el eje 3 estuvo integrado por el taller Diseñar en colaboración para construir comunidad, dirigido por Begoña Pernas y Marta Román, teniendo como elementos fundamentales la elección de los agentes externos, la estrategia para iniciar las conversaciones y el papel de los gestores públicos. Como arquetipo se eligió la de participación vecinal en el diseño de la biblioteca municipal de San Fermín, en Madrid

Formaron parte de esta sección las ponencias de Nicolás Barbieri El valor público de las bibliotecas y museos: ¿Hablamos de equidad?, y de Javier García Trabajar juntos, trabajar mejor: la cooperación global en bibliotecas y otros sistemas de información. El primero, Investigador del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas y profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Barcelona analizó la relación entre la clase social, el nivel de estudios, el territorio en el que se habite o el género en la participación en bibliotecas o museos, y qué soluciones se han adoptado para subsanar las desigualdades.  Por otro lado, el segundo, Subdirector de Procesos y Servicios Bibliotecarios. Universidad Complutense de Madrid mostró la necesidad de adoptar una estrategia de colaboración en un entorno hostil y muy tecnológico, poniendo como ejemplo la cooperativa mundial de bibliotecas OCLC

También hubo ocasión para que presentaran diversos informes y estudios de Fesabid. Así, Natalia Arroyo-Vázquez, de la Biblioteca de la Universidad de Navarra, José-Antonio Gómez-Hernández, de la Biblioteca de la Universidad de Murcia e Hilario Hernández-Sánchez, de la Fundación Biblioteca Social expusieron Las bibliotecas públicas en España: diagnóstico tras la crisiseconómica;  Ana Bernardo Suárez y Xoán Manuel Pérez Lijó (Grupo de Trabajo defensa de la profesión de FESABID) Mapa de situación de la defensa de la profesión en las asociaciones/colegios profesionales; y el Grupo de Trabajo sector privado de FESABID Los profesionales de la información en el sector privado.

Ramón Abad, director de la BUZ

Tanto la Biblioteca como la Universidad de Zaragoza estuvieron representadas en las jornadas. El profesor Jesús Tramullas, del Departamento de Ciencias de la Documentación e Historia de la Ciencia, coordinó una editation de Wikipedia y desarrolló los cinco pilares en los que se basa la enciclopedia abierta online. Por parte de la BUZ, Ramón Abad, director de la misma, habló en calidad de coordinador del Grupo de Trabajo de Estadísticas de REBIUN, al mismo tiempo que la Biblioteca de Semillas, implementada por la Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior de Huesca estuvo integrada en el póster que, con el título Aportación de los centros de documentación ambiental al horizonte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030, presentó RECIDA.

Póster de RECIDA

Las conclusiones del evento fueron:

  • La Agenda 2030 es el marco estratégico de futuro con el que tenemos que hablar
  • Aprender a gestionar los equipos para vencer la resistencia al cambio
  • Gestionar lo público en común. Equidad. Justicia social
  • Lo importante es la acción, pero siempre acompañada de reflexión y crítica
  • Centrarnos más en lo concreto, no quedarse en lo general, no perdernos en grandes conceptos
  • Tener ganas de escuchar y compartir
  • Lograr la integración, haciendo juntos, no sólo compartir espacios
  • Creación de indicadores para saber si la forma de gestionar es la adecuada
  • Necesitamos más espacios de reflexión
  • Las bibliotecas también tiene que ser un campo de experimentación y laboratorio, que sirvan para tomar decisiones que respondan a necesidades reales y no a las modas
  • Las puertas están abiertas, ahora hay que abrir ventanas: mirar a los lados para aunar iniciativas y esfuerzos. Abrir más vías de comunicación entre comunidades e instituciones.

En definitiva, un encuentro dirigido a comprobar el grado de adaptación de los roles bibliotecarios tradicionales a la era digital, la interacción social que suponen esos servicios, la incidencia e influencia política de sus actividades y la necesidad de construir ciudadanos autónomos y libres, capaces de gestionar y aplicar la información de forma crítica y con el menor grado de contaminación posible.

Nosololibros: Pink Floyd, derribando el muro

Pink Floyd, Earls Court, 1973

Aprovechando las sinergias de la exposición de Pink Floyd en el IFEMA (The Pink Floyd Exhibition: Their Mortal Remains) de Madrid, que se mantendrá hasta el 15 de septiembre de 2019, nos vamos a acercar a un grupo al que siempre antepone su leyenda, una de las bandas de rock más influyentes de la historia, tanto por su sonido como por su capacidad transgresora.

Es difícil escaparse a la hagiografía o a la subjetividad para afrontar tamaña empresa. Muchas de mis horas se han llenado de su música lisérgica, etérea, llena de propuestas audaces, pero casi siempre con un ineludible y elocuente marchamo de calidad. Su aportación va mucho más allá del encasillamiento en el rock progresivo, o rock sinfónico, etiqueta tan peyorativa como malintencionada.

No es extraño dividir su biografía en tres etapas claramente diferenciadas: una primera marcadamente psicodélica; una segunda más sinfónica y experimental, y una tercera más híbrida y progresiva. La primera lleva un claro referente: Syd Barret.

La banda, formada en 1966, se desenvuelve mezclando R&B y sonido «beatle», hasta que lanzan en 1967 su primer álbum, The Piper at the Gates of Down. Las letras poéticas y sugerentes de un Barret en ebullición, la inmersión psicodélica y la pasión por las nuevas tecnologías en el campo del sonido marcan una obra brillante, y con el paso del tiempo, conmovedora. El desaforado consumo de LSD de su primer líder conlleva su sustitución progresiva por David Gilmour, hasta que finalmente Barret, muy cercano a la locura, fue separado de la banda.

Pese a su escasa presencia, la influencia de Barret perseguirá al grupo durante toda su existencia. La emergencia psicodélica y la búsqueda de espacios sonoros experimentales presidirán las apuestas posteriores. Discos como A Saucerful of Secrets (1968), Ummagumma (1969), Atom Heart Mother (1970), o la magnífica y magnética Meddle (1971), que contiene la majestuosa Echoes, vibrante y atmosférica composición que alumbra una nueva era. En el vídeo hay un valor añadido: forma parte de su no menos famoso Live at Pompei

1973 marca un punto de inflexión en la banda. Sin abandonar completamente la experimentación ni la psicodelia, la banda se convierte en un fenómeno de masas de la mano de un Roger Waters en estado de gracia. Ese año apareció The Dark Side of the Moon, uno de los mejores álbumes de la historia del rock, acompañado de la mítica portada de Storm Thorgerson. Las composiciones fluyen hermosas, generando nuevos espacios a veces sostenidos por el jazz, el rock, el blues, pero siempre hilvanados por la brillantez compositiva de Waters y el talento de Gilmour a la guitarra, mostrado sin tapujos ni hermetismos. La celebérrima Money, Time, Speak to me breathe, la explosión vocal de The Great Gig In The Sky, el equilibrio que proporciona el saxo de Dick Parry a Us and Them, son buena muestra de ese derroche de belleza y pasión, cerrada con un epílogo intenso e inmenso, Brain Damage / Eclipse.

Un pequeño giro no exento de brillantez representa Wisk you were here (1975), un sentido homenaje a Barret, más presente en la majestuosa Shine on You Crazy Diamond, y una crítica sin ambages a la presión y objetivos de la industria musical, más preocupada del marketing y las ventas que de la calidad de las canciones (muy visible en Welcome to Machine o Have a cigar). La enorme melodía homónima encierra en casi 5 minutos un desgarrador y onírico poema musical, acústico, brillante, imperecedero, tan evocador como necesario. De nuevo la mágica portada de Thorgerson la convierte en una obra de arte, tanto en continente como en contenido.

Con la orwelliana Animals (1977) se inicia una etapa más experimental y conceptual si cabe. Las críticas a su música, alejada de la simplicidad y el músculo del rock, en plena eclosión del punk, son cada vez más evidentes. Quizá ello explica la adopción de formas más duras y contundentes en el nuevo álbum, rebosante de distorsión y potencia, con letras desgarradora, cáusticas, sin concesiones ni artificios, en el que los hombres nos convertimos en animales adocenados, dirigidos, gregarios sin metas ni fines. Waters se encarama a la cima de la banda, se adueña de su alma, y cómo nos conmueve. Destacan la compleja y virtuosa Pigs, y la tremenda Sheep. Animals es una obra conceptual, arriesgada, lejos de esa imagen acomodaticia y pretenciosa con la que buena parte de la prensa y algunos fans celebraban sus apariciones.

Dos años más tarde surge una de las óperas rock más impresionantes de todos los tiempos, The Wall, un calambrazo genial de Waters en medio de los comienzos de la disgregación de la banda. Compleja, poliédrica, narra el universo hastiado del músico, su obsesión por la guerra, la educación, el éxito como artista, hasta convertirse en una metáfora de su propia existencia y su su otrora compañero Barret. Contiene alguno de los temas más logrados de la banda, como Mother, Hey you o la excelsa Confortably Numb. La excesiva traslación al cine de Alan Parker (1982) no hace la suficiente justicia a esta monumental obra.

El último disco con la formación más clásica es The Final Cut (1983), que surge de la alargada sombra de The Wall. Sin embargo, en líneas generales carece del vigor y la intensidad del primero, si bien estamos hablando de Roger Waters. Ello explica la presencia de temas tan deliciosos como Two Suns in the Sunset, o el que da título al álbum.

Y comienza la etapa Gilmour con A Momentary Lapse of Reason (1987). Entre enfrentamientos judiciales y luchas por el copyright, el guitarrista lanza un disco de rock menos oscuro, una obra menor que busca una nueva forma de reinterpretar a la banda sin el talento de Waters. Pese a todo, momentos como Learning to fly o la floydiana On the Turning Away, muestran que Gilmour no es precisamente un mero intérprete.

Su último disco en estudio es The Division Bell (1994), un gran álbum que supera la superficialidad del anterior con creces. La raíz floydiana vuelve a supurar con fuerza en Cluster One, Marooned y sobre todo High Hopes.

Pink Floyd constituye una parada imprescindible en cualquier viaje por el rock. No sólo por la brillantez compositiva de sus discos, ni tampoco por ser una de las referencias fundamentales para numerosos grupos que siguieron su estela, sino sobre todo por obsequiarnos con una música atemporal capaz de estremecernos, por evidenciar que el rock nació como forma de canalizar las protestas de una sociedad anestesiada, que la crítica debe ser consustancial al arte, y que la memoria no puede quedar arrinconada por unos tiempos tan complejos y voraces como los que vivimos, en los que el riesgo consiste en abrir los ojos cada día.

Nuestro compañero Luis Blanco nos invita a adentrarnos en la historia de la música a través de una galería personal de iconos con una mirada heterodoxa y ecléctica

In Codice Ratio: un proyecto de transcripción documental

In Codice Ratio

In Codice Ratio es un proyecto de lectura y transcripción de manuscritos surgido durante el año 2018 con el objetivo de aunar inteligencia artificial y un software específico de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) con el objetivo de descifrar y dotar de accesibilidad la importante documentación que atesoran los míticos archivos secretos del Vaticano. Dirigido desde la Universidad de Roma, se enmarca dentro de la dinámica de crowfounding tan utilizada en los proyectos colaborativos de transcripciones documentales que requieren la creación de potentes bandos de datos para alcanzar un alto porcentaje de éxito.

El Archivo Secreto Vaticano conforma una de las colecciones históricas más grandes del mundo. Situados en el interior de los muros del Vaticano, al lado de la Biblioteca Apostólica y exactamente al norte de la Capilla Sixtina, albergan más de 80 km de estantes sobre los que reposan manuscritos de más de 12 siglos de antigüedad. Entre los tesoros que albergan, destacan la Bula Pontifical que excomulgó a Martín Lutero, o el pedido de ayuda que la reina María Estuardo envió al Papa Sixto V, poco antes de su ejecución.

Sello del Archivo Secreto Vaticano

El éxito de esta iniciativa permitirá el acceso de los investigadores a este transcendental corpus documental, siempre envuelto en polémicas por su dificultad de uso, y que nunca anteriormente se había transcrito pese a su enorme relevancia histórica.

In Codice Ratio se basa en la segmentación de los caracteres, superando la antigua concepción del OCR basada en la descomposición de las letras y la aplicación de lenguajes estadísticos que más tarde permitirán a la inteligencia artificial reproducir íntegramente sus contenidos.

A través de proyectos como éste, tanto los manuscritos como los textos antiguos disponen de una nueva visibilidad, más universal, abierta y democrática, siempre determinada por la propia evolución de la tecnología, el asentamiento de la web semántica y la necesaria adaptación a nuevos canales de comunicación.

 

Internet Archive recupera archivos de audio a 78 rpm

archivos

En 2017, la Biblioteca Pública de Boston (BPL) transfirió sus archivos de sonido a Internet Archive para que los materiales se pudieran formatear digitalmente y conservar físicamente. Después de 18 meses de trabajo, realizado en estrecha colaboración con George Blood LP, las grabaciones ofrecen productos de alta calidad. Se trata sin duda de la colección más grande dentro del Proyecto Great 78, cuyo objetivo es divulgar en línea cientos de miles de grabaciones de 78 rpm.

Billie Holiday

Los contenidos de la colección de BPL incluyen un catálogo heterogéneo de artistas y sonidos de principios del sigo XX, con grabaciones efectuadas en diversos soportes, algunos de ellos tan extremadamente frágiles como la laca, una resina secretada por escarabajos hembra que se puede dañar con bastante facilidad.  Por ello, digitalizar estos registros es la mejor manera de preservar no solo la música en las grabaciones, sino también el propio objeto original, asegurando la disponibilidad continua del recurso en el futuro.

Pero además, el inventario ofrece un valor añadido de gran interés, puesto que incorpora la contextualización de las grabaciones, e incluso sus conexiones con las partituras a través de diversos metadatos que describen de forma muy completa todos los aspectos relacionados con cada uno de los álbumes incorporados.

Sinatra

El resultado de esta interesante colección se resumen en 750 registros, que abarcan un lapso cronológico desde 1901 hasta 1966. Algunos de los elementos más destacados son la primeras grabaciones americanas de jazz y blues, con intérpretes tan fundamentales como Billie Holiday, Duke Ellington, Louis Amstrong, Art Tatum, o el «crooner» por excelencia, un jovencísimo Frank Sinatra.

Una brillante y loable iniciativa de difusión libre y gratuita material de audio difícilmente utilizable por las precarias condiciones de sus soportes, con lo que no sólo se garantiza el acceso universal a sus contenidos, sino la propia preservación de los originales.

 

Nosololibros. Rory Gallagher: la leyenda se viste de blues

Para los perseguidores de leyendas, la trayectoria musical de Rory Gallagher es un paraíso obsceno. Sin ocupar los espacios dedicados a otros grandes músicos de los setenta, tamizados por hábiles maniobras comerciales que engrandecían su éxito, el guitarrista irlandés supone una de las más altas cimas artísticas del rock gracias a su enorme creatividad y a su virtuosismo como instrumentista.

Siempre reacio a los singles como fórmula de difusión, mantuvo una gran coherencia no exenta de brillantez, teniendo como firmes cimientos el blues-rock, pero sin renunciar a coloristas mezclas con el jazz o el R&B. En los conciertos se entregaba sin tapujos, dando muestras de una pasión efervescente e irrefrenable por transmitir emociones a través de la música sin ningún tipo de adulteración.

Gallagher nació el 2 de marzo de 1948 en la localidad de Ballyshannon, si bien se trasladó muy pronto a Cork, considerada su hogar verdadero. Dotado de un talento innato, aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta, instrumento al que muy pronto añadió el saxofón, la armónica, la mandolina y el sitar. Tras formar algunas bandas semiprofesionales, fundó el grupo Taste, un power trio tan del gusto de la época. Desde una bases blueseras, se acercarían a lo que se denomina heavy blues gracias a incluir un sonido distorsionado. Publicaron dos discos, el homónimo Taste (1969) y On the Boards (1970), con temas tan emblemáticos como What’s Going On o el soberbio blues Sugar Mama.

Pero la banda se extinguió, zarandeada por su manager y por la arrolladora personalidad artística de Rory, para abrir paso a una fructífera y exitosa carrera en solitario. En 1971 sale a la luz el álbum Rory Gallagher, en cierto sentido continuista con el sonido de Taste, pero que apunta ya las claves del sonido Gallagher: una voz aguardentosa pero sólida y contundente; ritmos blues crudos, sin aditivos ni filtros, directos y al mismo tiempo sostenidos por un funambulista de seis cuerdas arrebatador; y una honestidad innegociable. Wave Myself Goodbye  o I Fall apart muestran una vertiente más acústica, e incorpora la fantástica y etérea Laundromat.

Ese mismo año aparecía Deuce, más apegado si cabe a las raíces del rock, sin piano ni saxo. La creatividad era infinita, con temas soberbios, redondos, perfectos. Used to Be, o Crest of the Wave son muestras de ese talento para componer, hasta el punto de que la reedición de 1999 incluye Persuasion, canción que quedara fuera en el original pese a su tremenda calidad.

Esta primera etapa en solitario se culmina con un directo, Live in Europe, publicado en 1972, y que recoge la energía y electricidad que irradiaba desde el escenario, por supuesto que sin overdub ni postproducción. Sonido directo, salvaje, sin domesticar. La banda experimenta algunos cambios: el batería Wilgar Campbell es sustituido por Rod De´Ath, mientras que incorpora al pianista Lou Martin

La primera muestra de este nuevo ciclo es Blueprint (1973). La primera canción, Walk on Hot Coals, es una clara muestra de intenciones. Blues directo, que te agarra sin compasión. Entre los 8 temas encontramos una de las joyas discográficas a reivindicar, Seventh Son Of A Seventh Son, cóctel brillante de estilos en el que pasean, mecidos por la personalidad de Gallagher, desde el jazz al blues, con gotas de soul.

Ese mismo año aparece la que muchos consideran su obra maestra, Tatoo (1973). Golpea primero con Tattoo’d Lady, imprescindible en su repertorio y en la historia del rock. Rock-blues que rezuma quilates. Pero además le sigue Cradle Rock, un boogie electrizante que recuerda a los Fleetwood Mac de Peter Green. El guiño al jazz de They Don’t Make Them Like You Anymore, el uso de la wah-wah en Livin’ Like a Trucker, la tormentosa A Million Miles Away, el blues pantanoso de Who’s That Coming, o la profunda. magistral, mágica e incandescente A Million Miles Away justifican su resonante éxito.

Otro disco en directo Irish Tour 74, cerraría esta segunda parte. El éxito y su fama de guitarrista incluso provocaron que los Rolling Stones le propusieran sustituir a Mick Taylor. Pero Rory decidió seguir su carrera en solitario.

En 1975 aparece Against The Grain, que sorprendentemente incluye tres versiones de grupos folk americanos. Sobresale Cross Me Off Your List, brillante mezcla de blues y jazz, una combinación ya clásica en el irlandés, sin desdeñar la emotiva balada Ain’t Too Good, o el contundente y autobiográfico Bought And Sold.

Calling Card se lanza en 1976, coproducido por Roger Glover, bajista de Deep Purple. Do you read me, contundente apertura con aromas funkies, el ya clásico blues-rock Moonchild (quizá veas enhtre sus acordes a los Iron Maiden), el blues desnudo y carnal de Calling Card, el boogie de Secret Agent o la exquisita  y nostálgica Edged in Blue adornan un conjunto potente y brillante.

En 1977 graba en San Francisco su siguiente album. Pero su alto nivel de exigencia condenan el resultado a un cajón, del que no saldría hasta 2011. De nuevo en Europa en 1978 aparece Photo Finish, grabado en Colonia, quizá su álbum más potente y rockero. Shin Kicker y sobre todo dos de mis canciones preferidas, Brute Force and Ignorance, y la inclasificable por magistral Shadow Play, confieren a esta obra su carácter de imprescindible.

En 1979, cuando el punk aparentemente sacudía los cimientos de la música, Gallagher lanza Top Priority, con el que renueva su vocación más eléctrica, ya experimentada con el disco anterior. Follow me contiene uno de los riffs de guitarra más apabullante y rockero de Gallagher. Mantiene esa brillantez Philby, dedicada al famoso espía británico. Himnos como la magnética Wayward Child, el blues lento y anestesiante de Keychain, o la superlativa Bad Penny justifican su presencia entre mis adorados vinilos.

Ese mismo año, siguiendo la tradición, publica el muy potente y recomendable directo Stage Struck. Jinx es su siguiente apuesta en estudio (1981), con sonidos menos contundentes y ásperos, buscando mayor color y acercamiento a tonos soul y jazzys. Pero eso no significa que abandone el blues rock.  Abre el disco la potente Big Guns, para sumergirse en su alma blues con temas como The Devil Made Me Do It, o Double Vision. La segunda parte se abre a sonidos más acústicos e intimistas, como son  Ride On Red, Ride On, Jinxed o la entregada balada Easy Come, Easy Go. El formato CD posterior recuperó una fantástica versión de Nothin´But The Devil, blues de Lightning Slim.

Paradójicamente fue el inicio del fin. Sin discográfica que asumiera su obra, Gallagher basaba su carrera en los directos, al mismo tiempo que el abuso del alcohol producía evidentes signos de declive físico. Sin embargo, su pasión por la música fue determinante para la creación de su propia casa discográfica, Capo Records, vehículo para lanzar al mercado Defender en 1987.

Siguiendo parámetros anteriores, la primera canción, Kickback City, sonaba potente y rockera. La cuota de blues era ocupada por temas como Loanshark Blues, Don´t Start Me Talkin´ o Continental Op. El álbum contiene un tema tan brillante como escasamente conocido, Seven Daysun blues mágico, arrebatador.

En 1990 lanza Fresh Evidence, quizá su álbum de blues más clásico, un viaje a las raíces de un género en el que Gallagher se sentía libre, en el que su guitarra fluía sin prejuicios, virtuosismo, sensibilidad y transmisión a partes iguales. Abre Kid Gloves, rock en estado puro. Y le siguen el electrizante blues King of Zydeco, el tradicional Empire State Express, la virguera Middle Namecon uno de los solos más brillantes de su carrera, la inigualable Ghost Blueso una de mis favoritas, Heaven’s Gate.

Rory Gallagher pertenece a esa rara estirpe de músicos que gozan del beneplácito de la crítica y el público sin necesidad de generar historias frívolas, anécdotas del exceso o fabulaciones histriónicas basadas en comportamientos tópicos de estrellas del rock. Con su Fender Stratocaster supo crear su espacio sin necesidad de adoctrinamientos, sin concesiones a la industria musical o a los mass media al uso. Comprometido con el blues, satisfecho de una relación directa con sus fans, sobrevivió al concepto maldito de músico de culto a base de enormes canciones. Y sin embargo, aparece sepultado en el olvido, semiclandestino, casi opaco, cuando nos hallamos sin duda ante uno de los guitarristas más luminosos e influyentes que jamás hayan existido. Larga vida a Rory Gallagher.

Nuestro compañero Luis Blanco nos invita a adentrarnos en la historia de la música a través de una galería personal de iconos con una mirada heterodoxa y ecléctica

Presentado el Informe sobre la Sociedad Digital en España 2018

Sociedad Digital en España 2018La Fundación Telefónica ha presentado el informe Sociedad Digital en España 2018, cuyas conclusiones muestran la consolidación de las tendencias apuntadas en ediciones anteriores. La integración en la cotidianidad de tecnologías como el 5G, la inteligencia artificial, el reconocimiento mediante la voz o facial, la realidad aumentada y/o virtual, o el cloud computing, evidencian la enorme transformación experimentada por nuestro país.

La sociedad en red ha dejado de ser una ensoñación futurista o meramente literaria para hacerse corpórea y palpable. El crecimiento de la banda ancha resulta fundamental en el proceso de digitalización, y más en un contexto dominado por la llegada de los asistentes inteligentes, la incómoda pero evidente presencia y consolidación de las fake news, la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos en Europa, o el incremento de los robots colaborativos en empresas y fábricas.

Ello no debe ocultar los retos y desafíos que supone su implementación y desarrollo, sobre todo en la necesaria apuesta por la inclusión y el acortamiento de la brecha digital, ya sea por motivos de carencias en las  infraestructuras tecnológicas, o por una escasa atención a dinamizar políticas educativas y pedagógicas en sectores de la población más vulnerables. Como dice el informe, estamos asistiendo a la evolución del usuario digital al ciudadano digital. La sociedad digital demanda un marco legal en el que la tecnología esté al servicio de las personas.

Otros problemas guardan una estrecha relación con la percepción de confianza, la seguridad en Internet y la privacidad de los datos, las circunstancias que más han preocupado a los españoles durante el año 2018.

Seguridad en Internet

Un tercer desafío es la necesidad de impulsar la formación en competencias digitales para el empleo. Aunque esta brecha se está cerrando, España sigue por debajo de la media europea en lo que a niveles de contratación de profesionales especializados en tecnologías digitales se refiere.

España es uno de los países que mejor ha digerido la apuesta por la transformación digital. Según el informe, nuestro país es líder en el despliegue de redes de ultra banda ancha inteligente, dinámica y sostenible.

Banda ancha

¿Cuáles son los retos que señala el Informe?

  • Dinamizar la economía digital en España podría suponer un crecimiento económico adicional de entre un 1,3% a un 1,8% del PIB hasta el año 2025.
  • Fomentar el capital humano, es decir, las habilidades y preparación digital de la población. Una gran oportunidad hacia la nueva empleabilidad.
  • Impulsar el emprendimiento digital, una prioridad en el corto y medio plazo, para internacionalizar nuestro ecosistema de startups digitales.
  • Formar en competencias digitales para el empleo. España se encuentra por debajo de la media europea en contratación de profesionales especializados en tecnologías digitales.
  • Potenciar la Industria Conectada 4.0. La IA, el IoT o la computación en la nube pueden mejorar los servicios al ciudadano, desde el sector público y el privado.
  • Contribuir al mercado único digital de la UE regulando los derechos de autores y consumidores y promoviendo una ley de startups que facilite el crecimiento del ecosistema.
  • No dejar a nadie atrás en la sociedad conectada. Garantizar que el despliegue de las nuevas redes se realice de una manera inclusiva.
  • Nuevos enfoques educativos para los trabajadores y ciudadanos digitales del futuro.
  • Un nuevo escenario para la gestión, propiedad y uso de datos, ya que las personas serán cada vez más vulnerables a un uso fraudulento de sus datos.
  • Marcos efectivos de transparencia y participación ciudadana, para que la interacción con los gobiernos sea más flexible y permita un mejor ejercicio de los derechos de la ciudadanía.
  • La dimensión ética de la inteligencia artificial y los algoritmos. ¿Bajo qué criterios se debe permitir la automatización de la toma de decisiones complejas?
  • Mayor responsabilidad de las plataformas digitales, adoptando expresamente principios éticos para la protección y no discriminación de sus usuarios.
  • Una Carta de Derechos Digitales que garantice la protección de derechos fundamentales como la intimidad, el propio descanso, la integridad personal y el honor, al testamento digital, el derecho al acceso a la información…
  • Reforma profunda de las regulaciones de mercado, que combine la autorregulación de los agentes digitales con una modernización de las políticas sociales y ambientales.
  • Un código de conducta en las empresas digitales que regule y garantice las prácticas de protección de consumidores y usuarios.

Sociedad Digital en España responde a una serie de informes que analizan la transformación digital del país, su grado de penetración social, la identificación de sus avances y también la constatación de los retos y desafíos que plantea.