Biblioideas : Alojarse en librerías

The Open Book (fachada)

Ahora que llega el buen tiempo y, quien pueda, estará buscando algún lugar adonde escapar, tal vez le apetezca un alojamiento distinto. ¿Qué tal una librería?

Hace tiempo, en la bibliodea de junio del año pasado, hablábamos de Shakespeare & Company, la librería parisina, y de su peculiar programa de estancias, cumpliendo algunas condiciones, para tumbleweeds.

En octubre de 2014, un turista despistado se quedó encerrado en la librería de la cadena Waterstones (más de cien establecimientos en el Reino Unido) en Trafalgar Square. Hizo sonar la alarma, habló con un guardia de seguridad y con la propia policía, pero nadie lo sacaba de ahí. Pidió ayuda en las redes sociales y su mensaje se extendió como la pólvora. Incluso The Guardian recogió la noticia.

Siguiendo ese principio tan propio de la especie humana (somos gregarios) y de las redes sociales, “¿Dónde va Vicente? Donde va la gente”, Waterstones comenzó a recibir solicitudes de gente que quería quedarse “encerrada” en alguna de sus librerías y aprovechó su oportunidad: seleccionó a diez personas para que pasaran una noche en esa misma librería. Usaron para ello la plataforma Airbnb, que permite alojarse en casas de particulares de todo el mundo. Ocurrió el 24 de octubre de 2014.

De todos modos, ninguno de estos casos se puede considerar un alojamiento vacacional. El primero se parece más a una residencia para escritores en ciernes o en formación y el segundo huele a campaña publicitaria. Ikea acababa de hacer algo parecido en Australia utilizando esa misma plataforma.

WigtownPero sí que hay al menos una librería que se alquila como alojamiento vacacional o para pasar unos días sin especiales requisitos, más allá del de encontrarse bien entre libros. Modestamente, sin equipos de marketing ni grandes intereses comerciales. Es el caso de The Open Book, una pequeña librería escocesa situada en un lugar privilegiado: Wigtown, unos 150 km. al sur de Glasgow. La librería tiene un apartamento en su piso superior. Sus objetivos: Ofrecer un reconocimiento a los libros y a las librerías independientes, acoger y dar la bienvenida a los visitantes del Scotland’s National Book Town llegados de todo el mundo. Piotr Kowalczyk, publicó el mes pasado una entrada sobre ella en Ebook Friendly con información y algunas fotos.

Wigtown Book FestivalAdemás, Wigtown es, oficialmente, desde 1998 una Scotland’s National Book Town y, como esas ciudades libreras que hemos ido viendo en otras biblioideas, se ha ido llenando de diversos establecimientos relacionados con el mundo del libro. También como ellas, realiza un festival a finales de septiembre, el Wigtown Book Festival.

En el blog de The Open Book puedes ver las fotos e impresiones que han ido dejando sus ocupantes, algunos españoles. Y, si te decides, aquí tienes toda la información necesaria.

Hay otros alojamientos ligados a los libros. Por ejemplo esa nueva tendencia Book & Bed (en alusión al Bed & Breakfast) importada desde Japón, una especie de hoteles “temáticos” en torno a los libros, con buenas bibliotecas proporcionadas por librerías locales, como ocurre en el Book & Bed abierto el año pasado en Tokio, o en el Bed & Books de Reykjavík, en Islandia. Pero esto ya es otra historia.

Biblioideas

Biblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*