Biblioideas : Bibliofagia forzada

(Chema Pérez. BUZ)

EzequielEn un Biblioideas del año pasado hablábamos de un extraño fenómeno: la bibliofagia voluntaria. Y amenazábamos con dedicar alguna entrega a una variante común: la bibliofagia forzada. Utilizada como tortura o castigo está documentada desde tiempos remotos.

Empezando, de manera simbólica, por la Biblia. En Ezequiel 3:3 :“Después me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre y llena tus entrañas con este rollo que yo te doy”. También un pasaje similar en Apocalipsis 10:8-10. Aunque, habiendo divinidades de por medio la voluntariedad de Ezequiel sería dudosa. Y, en cualquier caso, no nos consta que ocurriera realmente.

Pero sí que hay casos conocidos en los que, por diferentes motivos, alguno de sus protagonistas se ha visto obligado a comerse libros y documentos diversos.

En una de las varias guerras que en el siglo XVII emprendió Carlos X Gustavo de Suecia contra Dinamarca, un tal Dietrich Reinkingk (Theodorus en su forma latinizada), escribió un folleto, Dania ad exteros de perfidia Suecorum (De los daneses al resto del mundo sobre la traición de los suecos), por el que fue encarcelado (por los suecos, claro). Años después se le ofreció la libertad a cambio de comerse su libro o la decapitación. Con buen criterio, y tras hervir los papeles, el autor optó por la primera opción.

En el siglo XVIII, Bernard, duque de Sajonia-Meiningen, invitó a cenar en su palacio al escritor Isaak Volmar, autor de algunos panfletos contra él. Pero lo que parecía una muestra de magnanimidad, sólo fue una demostración de la ruindad del duque que, una vez allí, le obligó a comer (esta vez en crudo) su última sátira sobre él.

Et ab hic et ab hocEn la misma época, un prestigioso jurista alemán, Philip Oldenburger, también hubo de “comerse sus palabras”, al menos las del folleto que había ofendido a su príncipe. Su prestigio no le ayudó demasiado: para acelerar el proceso fue apaleado sin descanso hasta que acabó de deglutir el último pedazo de papel.

Bernabò Visconti, señor de Milán, tuvo continuos conflictos con el Papado. Tras uno de ellos, en 1373, Gregorio XI, último Papa de Avignon, envió sendos delegados para entregar sus correspondientes excomuniones a Bernabò y su hermano, unos pergaminos enrollados en cuerda de seda con un sello de plomo. Bernabò, hombre de carácter “difícil”, obligó a los delegados a comerse los documentos papales con cordel y sello. No hemos podido averiguar la suerte que corrieron finalmente los desdichados emisarios.

Estas y otras cosas cuenta el editor, escritor y bibliotecario italiano Carlo Mascaretti, con el seudónimo de Américo Scarlatti (anagrama de su nombre real), en su obra Et ab hic et ab hoc (1915-1934), que se podría traducir como “un poco de esto y de aquello”. Su subtítulo: Stranezze, bizzarrie, scherzi e bisticci letterari, (curiosidades, rarezas, bromas y retruécanos literarios). Una enciclopedia de la insensatez y la excentricidad en doce volúmenes. En el undécimo, Curiosità bibliografiche, habla de la bibliofagia. La obra completa en un solo tomo, fue reeditada en Florencia por A. Salani en 1988, pero nunca se ha publicado en español.

También Peter Greenaway, en El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante (1989), mata al librero amante de su mujer haciéndole comer sus propios libros.

Esto de la bibliofagia se da incluso entre animales diferentes a los humanos. Es el caso de un pescado, capturado en 1626 frente a las costas de Inglaterra, que se había tragado supuestamente los escritos de John Frith, un sacerdote protestante. Posteriormente se reeditaron con el título Vox Piscis, or the Book -Fish, contayning three treatises which were found in the belly of a cod-fish in Cambridge market, on Midsummer Eve last, o sea, “El Libro-Pez que contiene tres tratados, encontrado en el vientre de un bacalao en el mercado de Cambridge la víspera de San Juan”. Pero, en fin, sólo esto ya daría para otro Biblioideas.

Vox PiscisBiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*