Biblioideas: Biblioterapias

(Chema Pérez. BUZ)

CaminoUn símbolo de aquella educación basada en el castigo y la humillación es el chaval arrodillado frente a la pizarra con los brazos en cruz y un libro en cada mano (el capirote con orejas de burro debía ser más un recurso narrativo que una realidad). Alguien con alguna edad lo habrá visto o lo habrá sufrido en su infancia. Aquí no nos referimos a esa clase de “biblioterapia”.

La palabra terapia («tratamiento» en griego) goza de buena prensa. Es que hace referencia al hecho de curar y, además, permite que se le anteponga casi cualquier cosa. Eliges una palabra (fango, cromo, cristal, danza, risa, cine, zoo…), le añades “terapia”, escribes un libro, lo acompañas de un DVD y… ¡a vender! Habrá alguno de estos libros “de autoayuda” que sea solvente (incluso útil), pero la montaña de furrufalla los oculta.

Aquí nos interesa la biblioterapia entendida como “el uso guiado de la lectura, con un objetivo terapéutico”; en el ámbito de la medicina y la psicología; o más ligada al desarrollo personal, en escuelas o bibliotecas públicas. La propia IFLA tiene en marcha algunos programas de biblioterapia y, ya en 1966, la Association of Hospital and Institution Libraries, una división de la ALA (American Library Association), incluía la biblioterapia entre sus actividades definiéndola como «The use of selected reading materials as therapeutic adjuvants in medicine and psychiatry; also guidance in the solution of personal problems through directed reading».

Y es que, aunque los libros no curen la malaria ni el cáncer (ni siquiera la estupidez), parece acreditado que su lectura puede tener efectos beneficiosos en determinados trastornos. Esa cualidad está reconocida de una u otra manera desde los inicios de la escritura. Se dice que los tártaros comían textos para imbuirse de la sabiduría contenida en ellos, sabemos de una inscripción en la Biblioteca de Alejandría (y en otras bibliotecas egipcias) que recordaba que “los libros son el alimento del alma” y está acreditado el uso de la lectura en el tratamiento de dolencias mentales ya en la Inglaterra del siglo XIX.

Imagen 3

Según el Oxford English Dictionary, el término Bibliotherapy apareció por primera vez en The Haunted Bookshop, una novela de Christopher Morley, publicada en 1919, en la que un librero ejerce de “terapeuta” de sus clientes. Hay edición en español con el título La librería encantada. En 1941 el Dorland’s Illustrated Medical Dictionary ya definía la biblioterapia como «el empleo de los libros y la lectura en el tratamiento de las enfermedades nerviosas».

En nuestro país, Celia Luz Fernández, psicóloga que trabaja en Salamanca, lleva tiempo tratando con problemas mentales y ha demostrado la influencia benéfica de la biblioterapia en trastornos de ansiedad, obsesivo-compulsivos o relacionados con conductas alimentarias. Puedes oir esta entrevista de 30 minutos con ella. De hecho, son numerosos los programas existentes en diferentes hospitales españoles como el llamado Literapia, impulsado en el Hospital Policlínico “La Rosaleda” de Santiago de Compostela con el objetivo de “aliviar el sufrimiento generado por la enfermedad, mejorando la calidad de vida y readaptación del paciente”.

Imagen 1Pero sin acudir a la biblioterapia “asistencial”, el término también nos puede llevar a la lectura como ayuda para la comprensión y resolución de los propios problemas, la generación de cambios afectivos o simplemente la mejora de la calidad de vida. Sin milagros y sin exclusividad. La música, por ejemplo, puede servirnos de bálsamo en la misma dirección: prueba a escuchar la versión de With A Little Help From My Friends que el recientemente fallecido Joe Cocker hizo en Woodstock o el Spiritual de Pat Metheny y Charlie Haden (que también dejó de existir hace poco) cuando hayas perdido a un amigo o a tu perro y sabrás a lo que me refiero. El dolor y el desamor suelen generar grandes canciones. Si tocas algún instrumento esto ya lo sabes.

Y si queréis profundizar sobre la biblioterapia aquí tienes abundantes referencias y enlaces.

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros

2 comentarios en “Biblioideas: Biblioterapias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.