Biblioideas : CNAE 5811

(Chema Pérez. BUZ)

Fábrica de papelCNAE 5811

Las personas cultas, y especialmente las que no lo son pero quieren parecerlo, suelen asociar a los libros grandes valores y cualidades, todos con mayúscula. Está bien, pero los libros también son simples productos industriales fabricados en serie, objetos de consumo, un número en la CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas): el 5811.

Según la FGEE (Federación de Gremios de Editores de España), si dejamos de lado folletos, publicaciones periódicas y otros papeles, en 2010 se fabricaron sólo en España unos 300 millones de estos objetos.

Ese producto que llamamos libro es un objeto que presenta la forma de un ortoedro, un caso particular de paralelepípedo recto formado por un número indeterminado de planos (unas láminas impresas unidas entre sí). Se fabrica con papel elaborado a partir de pasta de celulosa obtenida de maderas “pulpables”, maderas blandas útiles para este fin (no todas lo son).

El uso de la madera para fabricar papel es una invención mucho más reciente de lo que se piensa. Hacia 1850 el alemán Friedrich Gottlob Keller obtuvo pulpa a base de triturar madera, pulpa de celulosa. Hasta entonces el papel se obtenía fundamentalmente de fibras vegetales como las del lino o el cáñamo. Precisamente fue la escasez y el encarecimiento de éstas lo que llevó a experimentar con otros materiales.

Se producen cantidades ingentes. Según Google, hasta el verano de 2010, 129.864.880 son los libros distintos (no exactamente títulos) publicados en toda la historia. Hoy, con una tirada media de 10.000 ejemplares, hemos pasado de los 5.000 millones de libros anuales que estimaba la UNESCO en 1956, a los 25-30.000 millones de 2013, según Worldometers. Imposible saber el número pero, si damos por buenas las cifras anteriores, nos encontramos con unos 20 millones de  metros cúbicos de papel, que podrían llenar las 334 hectáreas de Central Park hasta una altura de seis metros o cubrir de libros los 1000 km2 del término municipal de Zaragoza. En fin, muchos.
Libros por la ventana Millones de ellos nunca los abre nadie, vuelven por donde han venido y pasan a convertirse en pasta de papel o acaban pasto de las llamas. Las propias editoriales lo hacen con regularidad, aunque no lo airean. Lo cuenta Fernando Báez en su Historia universal de la destrucción de libros: Worst-sellers (libros apenas vendidos, la mayoría), libros invendibles por obsoletos (libros de texto, por ejemplo), deteriorados, etc. Incluso se dice que RBA, editor español de Alice Munro, tenía prevista la destrucción de miles de ejemplares de sus obras poco antes de que le dieran el Nobel. Esta sociedad de consumo funciona así, qué le vamos a hacer.

Depende del proceso utilizado, pero se necesitan unos 20 árboles y unos cien mil litros de agua para producir una tonelada de papel. De manera que la industria papelera consume proporcionalmente más agua que ninguna otra y alrededor de 4000 millones de árboles anuales en el mundo, principalmente pino y eucalipto. Aunque sólo una mínima parte del papel obtenido se destina a la fabricación de libros. En la página web de ASPAPEL, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón, puedes ver algunos datos.

En ocasiones se oye a algunos entusiastas de las nuevas tecnologías utilizar esta idea: los millones de árboles que se salvarían en el mundo si se cambiara el libro tradicional por el electrónico. Pero los árboles son recursos renovables, cultivables. Y los productos obtenidos de ellos, como el papel, reciclables en gran parte. No ocurre lo mismo con todos y cada uno de los artefactos electrónicos del mercado (con sus correspondientes embalajes), de escasa  durabilidad y vida media y con una amplia gama de metales pesados en su interior. De hecho, somos incapaces de reciclarlos y “almacenamos” sus residuos en áreas de China, India o África. Lejos de nuestra casa. La ONU o Greenpeace alertan sobre ello. Pero, bueno, éste es otro tema.

Bibliodeas aprovecha para desearte una feliz nueva vuelta al Sol en 2014.

Biblioideas Biblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

2 comentarios en “Biblioideas : CNAE 5811

  1. Pingback: Biblioideas : Libros amigos de los bosquesTiraBUZón

  2. Pingback: Biblioideas : Alicia Martín. Libros saliendo de cualquier parteTiraBUZón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.