Biblioideas : Libros amigos de los bosques

(Chema Pérez. BUZ)

Bosque de librosContrariamente a lo que se cree, el uso de la madera para fabricación de papel sólo llegó bien entrado el siglo XIX, cuando la tecnología lo permitió. Hasta entonces se utilizaban lino y trapos (abundantes tras la generalización del uso de la camisa a partir del siglo XIV) y, hasta el siglo XVII se trataba de una labor artesanal.

“Cuando aparecieron en el mercado los primeros ordenadores personales […] muchos analistas predijeron una oficina sin papeles […] Pero la proliferación de ordenadores ha venido acompañada por impresoras, faxes y fotocopiadoras de alta velocidad que han producido el efecto contrario: el aumento del consumo de papel de impresión y escritura. Para regocijo de la industria papelera, el papel de oficina es el uso que crece más” (Guías para un consumo responsable de productos forestales, 3: El papel -Greenpeace, 2004).

Ya hablamos algo de esto en una biblioidea anterior. Sólo insistir en dos ideas: que la madera es un recurso renovable que se puede explotar y gestionar sin necesidad de devastar bosques primarios o plantar millones de eucaliptus en cualquier parte. Y que sólo un tercio de la madera talada se destina a la fabricación de papel, y sólo una pequeña parte (tal vez un 8%) de ese tercio se destina a impresión y escritura; la mayor parte va a construcción, mobiliario, papel de uso doméstico o embalaje (de, entre otras cosas, e-books, tablets y aparatos electrónicos de todo tipo; nada es inocente).

Greenpeace : Libro Amigo de los BosquesOtra cosa es hacer partícipe a la industria de esa sensibilidad ambiental. Con ese objetivo, en septiembre de 2004, Greenpeace lanzó el proyecto “Libros Amigos de los Bosques” intentando implicar a autores y editores en la defensa de los bosques primarios empujándoles a utilizar sólo papel respetuoso con el medio ambiente. El primer libro fue El bosque de los pigmeos, de Isabel Allende, editado por Penguin Random House cumpliendo los requisitos del FSC (Forest Stewardship Council), un sistema puesto en marcha en California en 1990 para identificar los bosques bien gestionados y certificar el origen y los procesos de fabricación de la madera responsables.  Ha elaborado también un Manual para implicar en el proyecto a ayuntamientos y otros organismos públicos.El bosque de los pigmeos
El proyecto suma hoy más de un centenar de editores y cientos de autores internacionales (Günter Grass o J.K. Rowling) y españoles (Manuel Rivas, Rosa Regás, Joaquín Araujo, Soledad Puértolas, Javier Reverte o Espido Freire). Algunos ya fallecidos como Saramago o Delibes también están en esa lista.

Échale un vistazo a aquel artículo de Saramago en el que contaba cómo su abuelo se despedía de los árboles o a esa pequeña joya de Jean Giono titulada El hombre que plantaba árboles, una historia conmovedora, aunque se trate de ficción. Sin embargo, aquí cerca, en Zuera, vivió un gran hombre, Domingo Esteban Tenas, albañil, Premio Medio Ambiente Aragón en el año 2000, que nos dejó un 1 de diciembre de 2004 después de plantar cientos de miles de árboles a lo largo de más de veinte años de reforestación callada y minuciosa. Su historia sí que fue real. En el tiempo que disfruté de su amistad aprendí muchas cosas que no se enseñan. Un día le regalé el libro de Giono. No lo conocía, pero nunca tuvo ese libro destinatario más indicado. Sirvan estas líneas de recuerdo emocionado a su memoria.Domingo Esteban Tenas

Una curiosidad: oficialmente, la empresa más antigua de España en activo es una papelera: J. Vilaseca, en Capellades (Barcelona), que en 2014 ha cumplido 300 años.

No están los tiempos para mucho espíritu navideño, pero aprovechamos para desearte una agradable nueva vuelta al Sol en 2015.

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*