Biblioideas: Libros en el desierto

Bubisher en el desiertoEn varias de las últimas biblioideas (las de enero, marzo y mayo) se han colado los refugiados. Las leíamos sin caer en la cuenta de que nosotros también  tenemos nuestros propios refugiados. Es más, hubo un tiempo que tenían el mismo DNI que tú, el mismo libro de familia, la misma documentación. Eran, en términos legales, tan españoles como tú. Lo recordó el propio Tribunal Supremo en su sentencia 1026/1998.

Dice la Constitución Española (art. 11.2) que ningún español de origen podrá ser privado de su nacionalidad, pero hoy, desde 1976, más 200.000 saharauis se encuentran realmente en esa situación: como extranjeros en su propia tierra o exiliados en los campos de Tinduf, por no hablar de la diáspora en otros países o de los que pueblan las cárceles marroquíes.

Pero, en fin, aquí hablamos de cosas que se pueden hacer con libros, no es lugar para analizar qué ha ocurrido en estos cuarenta años o cómo están las cosas ahora. Puedes ver para ello la página de la Delegación para España del Frente Polisario, fundado en 1973 para conseguir la independencia del Sahara Occidental. En esta página de Um Draiga, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharahui en Aragón, puedes hacerte una idea de la situación, también en la del Observatorio Aragonés para el Sahara Occidental. En ésta de Médicos del Mundo tienes información específica sobre la situación en los campamentos. Precisamente, el pasado abril una delegación del Ayuntamiento de Zaragoza los visitó.

Biblioteca

A pesar de todo la vida se abre paso y, en medio de las dificultades y de la cada vez más escasa ayuda internacional, los saharauis viven el día a día en unos campamentos que se llaman como las ciudades que tuvieron que abandonar (El Aaiún, Auserd, Smara, Dajla y Bojador). En 2008 surgió el Proyecto Bubisher (el bubisher es el pájaro de la buena suerte en la tradición saharaui), un proyecto destinado a crear una red de bibliotecas y bibliobuses en los campamentos. Editan un boletín mensual y colaboran con las escuelas locales.

El proyecto nació en un colegio de Marín (Pontevedra). Sus alumnos tuvieron la idea de hacer llegar a las escuelas saharauis libros de lectura. Cuando se les habló de la dificultad de su traslado hasta allí, un niño levantó la mano y preguntó: ¿Y por qué no un bibliobús?

El 22 de noviembre de ese 2008 llegaba a Tinduf el primer bibliobús. Hoy el Bubisher cuenta con tres bibliotecas (en Smara, Auserd y Bojador) y tres bibliobuses.

En la base del proyecto está también la necesidad de reforzar y recuperar la enseñanza del español. Hasta los años 80 la práctica totalidad de la población saharaui lo hablaba y siempre lo han considerado parte de su identidad cultural. En la República Árabe Saharaui Democrática, es idioma oficial (junto con el hassanía, dialecto árabe de la zona) y se enseña en sus escuelas. Aquí puedes ver información sobre la situación del español en los campamentos. Y si quieres saber más, en 2015 se leyó en la Universidad de Granada una tesis doctoral sobre el tema.

Desierto

Si quieres colaborar con el proyecto, aquí tienes varias maneras de hacerlo. Pero no sólo a título individual, también podría hacerlo la biblioteca de tu barrio, la escuela de tus hijos o tu librería habitual.

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

2 pensamientos en “Biblioideas: Libros en el desierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*