Exposición 25 años de una Biblioteca de Centro (1989-2014). Historia y evolución de la Biblioteca de la EPS

(Informa: Adriana Oliva. Biblioteca de la EPS. Universidad de Zaragoza)

La Biblioteca Nacional celebró su tricentenario en 2011  y en 2012 la biblioteca María Moliner cumplió 100 años. Con estos antecedentes los 25 años que celebramos en la Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior no parecen nada…

La exposición 25 años de una Biblioteca de Centro (1989-2014), que se exhibe en el vestíbulo principal del Edificio Guara en la EPS de Huesca, conmemora el 25 aniversario de la creación de la biblioteca, dos meses después de que se inaugurara el centro.

La muestra propone un recorrido a través de 7 espacios. Empieza con los materiales heredados de la antigua Universidad Laboral y que fueron los primeros libros y revistas con los que contó la Biblioteca. Siguen los espacios, con planos y fotografías de los dos lugares donde se ha ubicado la biblioteca; primero en  locales cedidos por el CEI para un período provisional (que duró 12 años) y después en las magníficas instalaciones con vistas al Pirineo de las que disfrutamos ahora.

Aunque toda la exposición es también una muestra de la historia de la Escuela, el tercer espacio está dedicado a la Biblioteca y el Centro. En él, a través del resultado de muchas actividades, se hace patente la estrecha y permanente colaboración entre los servicios de la Escuela.

En las vitrinas se ha colocado el espacio dedicado a las colecciones, a los donantes desinteresados que las completaron, a  los materiales caducos y a los papeles olvidados por los usuarios en los libros.

El primer carnet de usuario de la biblioteca, una lista con todos los trabajadores que han pasado por ella o las obsoletas fichas de préstamo autocopiables ocupan un lugar destacado en los espacios dedicados a usuarios y personal.  Se han recreado, además, los puestos de bibliotecario y estudiante de los años 90 con muebles originales rescatados de sótanos y depósitos.

Gracias a los 25 años  de la WWW (celebrados también este año) y el vertiginoso avance tecnológico de los últimos años, muchos de los objetos de la muestra, y con los que trabajábamos hasta ayer, son dignos de exponerse casi como antigüedades.

Aún así, el valor de la exposición es sobre todo emocional.  La ventaja de montar una muestra sobre sólo 25 años de historia es que lo pueden hacer las mismas personas que organizaron y construyeron la biblioteca desde el principio. Elena, Rosa y Mari han trabajado en esta biblioteca desde que se creó en el año 1989, y en esta exposición desde hace meses. Las hemos visto rebuscando en el archivo y en su memoria, investigando sótanos, contactando con gente y, sobre todo, las hemos visto disfrutar con ello y trasladarnos parte de su ilusión. Al final  hemos acabado colaborando todos: los vicerrectores y directores que vinieron a la inauguración, los compañeros que nos acompañaron, la Coral del Campus de Huesca, la Administradora, el personal de Consejería, amigos y familiares que nos ayudaron con los planos y el vídeo, el personal de mantenimiento que restauró las vitrinas, el profesor que nos gestionó el vino…

En realidad, 25 años no son nada. Sólo la mayor parte de nuestra vida laboral, a la que podéis echar un ojo en la exposición virtual clicando aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.