Archivo de la categoría: General

Interés general para toda la comunidad universitaria

Walter Reuter y la Guerra Civil: un enigma desentrañado

Las fotografías que Walter Reuter realizara durante la Guerra Civil española (1936-1939) han sido localizadas merced a un exhaustivo trabajo de investigación y documentación realizado por un equipo del que formaban parte Aku Estebaranz, del proyecto Arqueología en imágenes, Rogelio Sánchez Verdasco, albacea del Fondo Zúñiga, divulgador científico del CSIC y miembro de la  Asociación Española de Cine Científico (ASECIC) y el historiador Alfredo Moreno García. El resultado del estudio se puede ver aquí.

©Walter Reuter

El archivo fotográfico se encontraba en el interior de una lata de película cinematográfica de 70 mm. que los familiares del cineasta Guillermo Fernández Zúñiga, considerado el padre del cine científico español, donaron a la ASECIC tras su fallecimiento.

Reuter se estableció en España en 1933 huyendo del nazismo. Cuando estalló la Guerra Civil, se afilió a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU) y colaboró estrechamente con el Comisariado de Propaganda, órgano en el que también trabajó Zúñiga. Exiliado en México, falleció en 2005, siendo hasta ahora un enigma el paradero de sus múltiples instantáneas.

©Walter Reuter

Tras la caída definitiva del frente de Cataluña en 1939, tanto Zúñiga como Reuter huyeron a Francia. Con el fin de aligerar su equipaje, éste último dejó una maleta que contenía todo el materia fotográfico en una oficina de prensa del Gobierno Republicano en Figueres, para que desde allí fuera trasladado a París. Sin embargo, nunca llegó a su destino. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Reuter fue confinado por las autoridades francesas en un campo de concentración en el norte de África, del que se fugó a México con su familia, mientras que Zúñiga, tras permanecer unos años en Francia, se exilió a Argentina.

Al contrario que otros fotógrafos foráneos, como Capa, Reuter permaneció en España durante todo el conflicto, por lo que su producción artística es más cuantiosa y refleja una mayor diversidad temática, desde los enfrentamientos bélicos en los frentes (Madrid, Jarama, Guadalajara o el Ebro) hasta eventos como el Congreso de Intelectuales Antifascistas celebrado en Valencia en julio de 1937.

La intención del equipo de investigación es conseguir financiación del Ministerio de Cultura para continuar el proceso técnico de catalogación y finalmente incorporar todo el fondo al archivo digital público PARES. Merced a este trabajo, se ha desvelado una de las páginas más ignotas de la historia de la fotografía: el paradero final de una ingente obra documental dedicada a un período tan convulso como la Guerra Civil, y cuyos contenidos enriquecerán e ilustrarán nuestros conocimientos sobre el mismo.

La Universidad de Zaragoza en el Academic Ranking of World Universities 2017 (ranking de Shanghai)

La Universidad de Zaragoza en el Academic Ranking of World Universities 2017 (ranking de Shanghai)

Puntual, como todos los veranos, llega el Academic Ranking of World Universities 2017, más conocido como el ranking de Shanghai, una noticia que hemos ido recogiendo puntualmente en nuestro blog Tirabuzón junto con la de otras clasificaciones de centros universitarios y de investigación en los que aparece nuestra Universidad de Zaragoza, y que, por su reconocido valor, nuestra institución recoge en una página específica de su web.

Este ranking es elaborado desde el año 2003 por la Universidad Jiao Tong de Shanghai (China) para valorar la calidad de las 500 mejores universidades del mundo, y, como todos los años, vuelve a ser una nota de aviso sobre la pobre posición de la enseñanza superior española a nivel internacional, lejos de lo que supuestamente tendría que reflejarse si creemos en la  que muchos políticos y algunos estudios dan a nuestro país atendiendo a su nivel económico.

El ranking se elabora a partir de 6 indicadores, que en su conjunto aportan una puntuación para cada institución:

  • el número de ex-alumnos que han sido premios Nobel o medallas Field en matemáticas (con un peso del 10%)
  • el número de profesores que son o han sido premios Nobel o medallas Field (con un peso del 20%)
  • el número de autores “Highly Cited” (altamente citados, seleccionados por “Clarivate Analytics”, con un peso del 20%)
  • el número de publicaciones en las revistas “Science” o “Nature” (con un peso del 20%)
  • el número total de publicaciones indexadas (con un peso del 20%)
  • la media ponderada de los indicadores anteriores, según el número de profesores (con un peso del 10%)

“Presencia” de las universidades españolas en el ranking

La realidad es que, un año más, la posición española parece que deja mucho que desear: Ninguna universidad entre las primeras 200 del mundo (mientras que, por ejemplo, sí que tienen una tanto Portugal, con la Universidad de Lisboa; o Irlanda, con el Trinity College de Dublín). Sólo 3 se encuentran en el cuadrante de 201-300 mejores (Universitat Pompeu Fabra, Universidad de Barcelona y Universidad de Granada), 4 entre las 301-400 (Las Universidades Autónomas de Madrid y Barcelona, La Complutense y la de Santiago de Compostela), y 4 en el último rango que recoge el ránking, de 401-500 (Universidad Politécnica de Valencia, la Jaume I de Castellón, la Universidad del País Vasco y la Universidad de Valencia).

Academic Ranking of World Universities 2017 (ranking de Shanghai)

Mejoría de la posición de nuestra Universidad respecto a 2016

Nuestra Universidad, que hasta el año 2015 entraba dentro del prestigioso ranking, abandonó las listas en 2016 tras modificarse por parte de ARWU varios criterios de calificación para la elaboración del mismo (ver entrada en nuestro blog Tirabuzón). En la “Segunda División” del ranking (con descendidos y aspirantes al ascenso, es decir, los del grupo de 501-600) se encuentran 5 universidades españolas: la de Oviedo, Sevilla, islas Baleares, Vigo y Zaragoza.

Más datos preocupantes: Más del 66% de nuestras instituciones universitarias no están entre las 800 mejores del mundo. Y más curioso es ver que las universidades privadas están todavía peor que las públicas (lo que nos llevaría a sacar curiosas conclusiones que llenarían otra entrada del blog).

Eso sí, la Universidad de Zaragoza podría haber mejorado este año su posición en el ranking de Shanghai en 16 puestos respecto a 2016. Nuestra universidad ha realizado una estimación sobre la posición que ocuparía en el ranking Shanghai, a la espera de la publicación de los datos definitivos por el investigador de la Universidad de Vigo, Domingo Docampo.

Según estos cálculos, el campus público aragonés habría ascendido 16 puestos, pasando del 553 que ocupaba el año pasado al 537. Es el investigador vigués Docampo quien publica el llamado “Shanghai expanded”, una clasificación que reproduce los cálculos de ranking asiático ofreciendo detalles sobre qué puesto concreto ocupa cada institución.

Críticas, críticas y más críticas…

En cuanto el ránking se publica, aparecen pronto en los medios de comunicación voces críticas con la situación de la enseñanza superior en España que queda reflejada en nuestra posición en este ránking. También aparecen críticas (algo justificativas) al propio ránking, sobre su forma de elaboración, el problema de que nuestras universidades sean generalistas frente a los indicadores del ránking. Hay críticas a la preponderancia del mundo anglosajón tanto en la investigación como en visión de la propia calidad de la enseñanza superior; críticas de nuestros rectores sobre la falta de financiación que repercute en esa pérdida de calidad de las instituciones y el retroceso en número y valor de sus investigaciones; críticas, por otro lado,  a nuestra rigidez institucional, al proceso de selección del profesorado, la endogamia… y, cómo no, la crisis mundial que sin duda ha afectado especialmente a la universidad española.

Academic Ranking of World Universities 2017 (ranking de Shanghai)

Nuestra posición en este ránking ya era bastante mediocre antes de la crisis y, obviamente, no ha mejorado con ella, aunque haya avanzado mucho en los últimos 30 años.

Un valor recogido entre los que califican el ránking es el número de premios Nobel de las instituciones, y ahí la posición española es francamente sonrojante. Así lo destaca J. Adolfo de Azcárraga en una página de opinión de El Mundo (23/08/2017):

Aunque el número de publicaciones científicas en España es alto, juzgar la ciencia de un país con ese criterio es engañoso; para medir cualitativamente su excelencia, los premios Nobel científicos proporcionan una guía tan simple como irrefutable. España sólo ha tenido uno, el de Ramón y Cajal ¡de 1906! (Ochoa era español, pero no su Nobel). Para apreciar nuestra situación, basta comparar: en 1939, Alemania tenía 35 Nobel científicos, Reino Unido 23 y Francia 15. Entre 1943 y 2015 Reino Unido recibió 56 Nobel, Francia 16 y Estados Unidos 233 (antes de la II Guerra Mundial sólo tenía 13); Italia tiene hoy una decena. Se mire como se mire, la ciencia en España aún no está globalmente a la altura del entorno europeo al que pertenecemos.

Poco se ha hecho tras todos estos años para mejorar la situación. Como indica Federico Morán, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y actual director de la Fundación para el Conocimiento Madri+d (El Mundo, 15/08/2017):

“No estamos haciendo nada para cambiar las cosas así que estos datos no me sorprenden porque, además, es muy difícil lograr cambios de un año a otro”

Y destaca el ejemplo de la Universidad de Lisboa, que este año ha entrado en el puesto 145 del ránking, tras un proceso de reformas iniciado hace 10 años, un proceso que:

“Permitió cambiar el sistema de gobierno de las universidades”. “Un ránking es una carrera, España puede mantenerse en la misma marca pero, si otros mejoran, como es natural, se pierde la posición. Hay universidades, como es el caso de la de Lisboa, que han desarrollado políticas concretas de mejora en los ránking. Pero la norma general, en España, no permite a las universidades contratar con libertad o hacer este tipo de reformas”

Algunos datos positivos y posibles remedios

Sí que es verdad que cuando llega el desglose por áreas de conocimiento, entonces aparecen algunas instituciones españolas destacadas, que llegan incluso a colocarse dentro de las 50 mejores del mundo, lo que supone un éxito incuestionable.

La Universidad de Zaragoza se encuentra, por ejemplo, entre las 50 primeras universidades del mundo en Ciencia de los alimentos y Tecnología, entre las 75 mejores en Veterinaria y se posiciona en el grupo de las 200 en Química, Ingeniería Biomédica, Ciencia de los Materiales e Ingeniería y Nanociencia y nanotecnología.

Muchas universidades españolas se vieron perjudicadas en 2016 por la inclusión del indicador HiCi, que determina si una institución tiene en su plantilla a uno de los 3.000 investigadores con mayor índice de citas del mundo. España aporta a esta lista unos 50 investigadores que se distribuyen entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y varias universidades.

Desde la Universidad de Zaragoza se ha subrayado que se van a poner en marcha programas específicos de captación de investigadores altamente citados a través de los centros internacionales con recursos elevados.

Hay también otras visiones más positivas del ranking, como la de Julio del Corral que cruza además los datos del PIB (Producto Interior Bruto) del país con los de Shanghai. Nos dice en su blog:

España cuenta con 26 universidades (todas públicas) en el Top-800 y 11 en el Top-500. Un primer indicio positivo del sistema universitario español es que los Países Bajos es el único país que con un menor PIB supera a España en el número de universidades Top-500. Un segundo es que España se sitúa en novena posición en cuanto a número de universidades en Top-800, teniendo una cifra similar a países como Francia, Cánada, Corea del Sur y Australia, todos ellos países con renta superior a la española.

En definitiva, una interesante lectura… que podemos considerar típica del verano, porque la realidad demuestra que apenas hay interés en acciones correctoras de peso por parte de nuestros políticos, o vemos una opinión pública que apenas si conoce el problema o su transcendencia. Esperaremos atentos y bajo la sombrilla a lo que nos depara el ranking de 2018.

 

El Archivo de la Web Española a un clic

La Biblioteca Nacional de España y varios centros de conservación de las Comunidades Autónomas han implementado la primera fase del portal desde el que será posible acceder a la colección formada por los sitios web archivados (incluidos blogs, foros, cuentas de Twitter, imágenes, vídeos, etc.) que se recolectan con el objetivo de preservar el patrimonio documental español en Internet.

La Biblioteca comenzó a capturar páginas y sitios web españoles albergados en el dominio .es, así como en otros dominios y subdominios genéricos (.com, .edu, .gob, .org, .net, etc.), en 2009, con la ayuda de la organización sin ánimo de lucro Internet Archive, inspirada  en las Directrices para la preservación del patrimonio digital de la UNESCO (2003) y en la Recomendación de la Comisión Europea de 24 de agosto de 2006 sobre la digitalización y la accesibilidad en línea del material cultural y la conservación digital. Desde 2011, los sitios web y las publicaciones en línea son considerados objeto de depósito legal (Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal), y como tal la BNE y los centros de conservación de las Comunidades Autónomas tienen la obligación de preservarlos como parte de sus colecciones patrimoniales.

En esta fase de prueba, la consulta sólo está disponible por URL,  pero se prevé que más adelante una nueva versión permita realizar búsquedas por materias, títulos, y a texto completo. Por ello, es posible que en la recuperación de la información encontremos numerosos enlaces rotos, debido tanto a la imposibilidad de preservar toda la información publicada en Internet como a la obsolescencia y volatilidad de la tecnología que se utiliza para su recolección.

La Biblioteca Nacional, con el fin de guardar la mayor cantidad de información web posible, y consciente del problema que plantea la exhaustividad y tamaño de Internet, ha optado por un modelo mixto de recolección de páginas web, que combina capturas masivas con otras más selectivas, siguiendo la metodología utilizada por parte de otras bibliotecas nacionales en el mundo.

 

Las capturas selectivas se dividen a su vez en tres grupos principales: temáticas, de evento y de riesgo. Entre las primeras hasta la fecha se dispone de las siguientes:

Por su parte las de evento incluyen acontecimientos de especial relevancia para la sociedad española, bien por su valor cultural, científico, artístico, social y político, su trascendencia para la investigación futura sobre la historia, la sociedad y la cultura españolas y/o que hayan tenido gran repercusión pública e impacto social:

Por último, el grupo de riesgo incorpora aquellos sitios web con amenaza de desaparición, y por tanto, de pérdida de información.

Nos encontramos por tanto ante un interesante proyecto colaborativo, que pretende recopilar, divulgar y preservar en la medida de lo posible el patrimonio documental existente en Internet. No obstante, la difusión de estos contenidos no es totalmente en acceso abierto, puesto que podría colisionar con la Ley de Propiedad Intelectual. Por ello se han dispuesto ordenadores diseñados especialmente para ello tanto en la Biblioteca Nacional como en las bibliotecas habilitadas por las Comunidades Autónomas que participan en el proyecto.

 

 

 

 

El Partenón de los libros prohibidos convulsiona Documenta

Partenón KessellLa feria Documenta, famosa exposición de arte contemporáneo que se celebra cada cinco años en la ciudad alemana de Kassel, se ha visto enriquecida por una monumental y metafórica obra de la artista argentina Marta Minujin. Sobre su enorme capacidad seductora ya nos habló nuestro compañero Chema Pérez en un Biblioideas anterior. Su magnético Partenón de libros prohibidos es una pieza en continua construcción, concebida como una réplica de la grandiosa estructura arquitectónica helena, pero formado por más de cien mil libros censurados y prohibidos que miles de personas han aportado desde múltiples rincones del mundo. Desde España partieron aproximadamente seis mil ejemplares.

Su potencial transformador y simbólico se ve reforzado además porque se erige en una plaza en la que los nazis quemaron numerosos volúmenes en 1933, y es heredera en parte de otra estructura que Minujin realizó en 1983 para conmemorar el final de la dictadura militar argentina y el regreso a la democracia.

Partenón Buenos Aires

Ambas obras se convierten por tanto en alegatos contra las dictaduras y la censura, y a pesar de su carácter efímero, constituyen una evidencia de que el arte es, o ha de ser, un elemento vivo, cercano a sus coetáneos, y producto de la realidad social en la que está inmerso y de la que surge. En este caso sin embargo los libros emprenderán una nueva aventura cuando se desmonte la instalación, ya que es deseo de su autora que sean distribuidos en refugios de migrantes y bibliotecas públicas europeas.

 

 

 

La librería secreta de Luis de Usoz (1805-1865)

FolletoAprovechando el período estival, os vamos a sugerir una interesante exposición bibliográfica que ofrece la Biblioteca Nacional de Madrid sobre la densa y rica colección de libros que el erudito Luis de Usoz y del Río reunió para colmar su pasión por los libros prohibidos.

Aunque inaugurada meses atrás (el 25 de mayo), permanecerá abierta hasta el 10 de septiembre de 2017, en el marco de los 500 años de la Reforma protestante que se conmemoran en este mismo año. La muestra ofrece una amplia representación de la biblioteca de Usoz, quien obtuvo numerosas obras de forma clandestina con la intención de preservar y recuperar tanto las ediciones más perseguidas de la literatura española como los más relevantes escritos de la primera y segunda reforma.Biblia del siglo XIII

 

Conviven en ella traducciones de la Biblia al castellano que no pudieron circular por la península, obras de de Erasmo o Calvino, folletos reformistas, la geografía de Ptolomeo editada por Miguel Servet,  la correspondencia del insigne diplomático aragonés José Nicolás de Azara, o un incunable de las fábulas de Esopo.

 

Visión del mundo de Miguel Servet. Siglo XVITodas ellas dan muestra tanto de su pasión bibliófila, que acompaña de su condición de especialista en el análisis e investigación de los primigenios textos sagrados, como de su defensa de las ideas liberales en medio del convulso siglo XIX. En la página web de la biblioteca se puede descargar un interesante catálogo, editado y coordinado por Marta Vizcaíno Ruiz, que contiene prolija y abundante información biográfica del propio Usoz, los pormenores de la donación de su biblioteca y los propios contenidos de la exposición, lo que sirve de imprescindible complemento a la misma.

 

 

El Báltico y la Rusia de 1934: “Cartas Caseras” de Royo Villanova

Informa: Biblioteca de Medicina (Universidad de Zaragoza)

“Cartas caseras”

Ricardo Royo VillanovaCon este título describe el eminente médico zaragozano Ricardo Royo Villanova el largo viaje que, junto a un grupo de médicos, llevó a cabo por el Báltico y las grandes ciudades de Rusia aprovechando su asistencia al Congreso de la Unión Internacional contra la Tuberculosis celebrado en Varsovia. Era el verano de 1934 y estas crónicas fueron su contribución al lanzamiento de la revista La Casa del Médico que publicaba su primer número en el mes de julio de ese mismo año.

Son quince las Cartas que la revista va insertando en los veinticuatro números que se editaron en Zaragoza hasta que, de manera abrupta, cesa su publicación con el inicio de la Guerra Civil en julio de 1936.

 

Ahora que es tiempo de vacaciones y viajes, las hemos puesto en nuestra página de la Biblioteca de Medicina a modo guía (naturalmente desactualizada) para turistas o para el mero disfrute de una más que notable capacidad narrativa y de observación.

Los relatos se encuentran en la revista La Casa del Médico que se editó en Zaragoza hasta el inicio de la Guerra Civil y ahora estamos digitalizando. Como botón de muestra para este blog hemos elegido esta curiosa primera impresión que le causó el Mausoleo de Lenin.

Cartas Caseras XI

XV Jornadas CRAI. Talleres para el éxito de un curso en línea

(Informan Matilde Cantín y Elena Escar)

Los días 15 y 16 de junio tuvieron lugar en Madrid  las XV Jornadas CRAI, organizadas por la Universidad de Educación a Distancia (UNED) con el título Talleres para el éxito de un curso en línea, siguiendo la estela de trabajo que se viene desarrollando acerca de los MOOC desde las Jornadas de Barcelona en 2013, y 2016, pasando por las Jornadas de Murcia en 2014, de las que fuimos testigo.

El programa de las Jornadas fue eminentemente práctico y participativo gracias a las mesas redondas, coloquios y talleres programados. En los distintos talleres monográficos los participantes trabajamos en grupo los factores clave para lograr el éxito de cursos en línea en diferentes formatos.

Los resultados obtenidos se plasmaron en vídeos que constituyen las actas multimedia. La Conferencia inaugural: El universo MOOC: tipologías, plataformas,  y tendencias de futuro corrió a cargo de Jordi Claramonte Arrufat, Director de UNED Abierta, quien de forma amena expuso las tendencias de futuro de los cursos online. Puedes acceder a su pdf desde aquí

A continuación tuvo lugar una Mesa redonda sobre Bibliotecas y MOOCs: presente y futuro, coordinada por Isabel Calzas, Directora de la Biblioteca UNED, (presentación pdf) en la que participaron Mercé Cabo, Vicegerenta del Área de Servicios, Tecnología y Recursos de Información, Universitat Pompeu Fabra (UPF), (presentación pdfTeresa Malo de Molina. Directora de la Biblioteca de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) (presentación pdf) y Rosa Sánchez Fernández. Coordinadora del Área de Apoyo a la Docencia y la Investigación, UNED, (presentación pdf), quienes nos presentaron un estado de la cuestión y nos avanzaron los proyectos de futuro.

La mañana finalizó con la ponencia de Alicia Cañellas. Consultora de formación en aCanelma y Co-founder de All VR Education, titulada Preparándonos para realizar un MOOC: la narración digital.  El arte de contar historias nos permite conectar emocionalmente con los alumnos, a pesar de que los medios y los formatos han cambiado a lo largo del tiempo es posible transmitir experiencias memorables. Siguiendo a Albert Einstein se puede decir que el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información. (presentación pdf)

 

A la tarde se desarrollaron los cuatro primeros talleres, cada asistente podía elegir, en función de sus intereses, participar en uno de los siguientes talleres:

Finalizamos la tarde con una muy interesante visita a las instalaciones del Centro de Medios Audiovisuales (CEMAV) realizada por su director Ángel Mancebo, donde visitamos las salas de grabación y de polimedia, así como el depósito de cintas de programas de radio de la UNED.

La jornada del viernes comenzó con una conferencia de José Mª Luzón Encabo titulada “Writing to learn”. GRubric: una herramienta de corrección automática de preguntas con respuesta utilizable en MOOCs, primeros resultados de su aplicación. Según su autor dicha herramienta mejora la lectura, escritura y motivación del alumno y libera al profesor de tareas repetitivas. GRubric es una aplicación que está en la nube y que además de la evaluación, dispone de elevadas funciones: corrector de textos, detecta el plagio, etc.

Tras una pausa para el café, se iniciaron cuatro nuevos talleres paralelos:

A continuación se pasó a la grabación de polimedias con los resultados de los talleres, que en breve se colgarán en la web de las Jornadas.

Las conclusiones y una visión general de las jornadas se pueden ver en este vídeo.

Toda la información de las mismas se puede encontrar aquí

 

La Universidad de Zaragoza mejora su posición entre las 500 primeras del mundo según el ranking QS

La clasificación coloca al campus público aragonés entre las diez mejores universidades españolas

La Universidad de Zaragoza escala 20 puestos su posición entre las 500 mejores universidades del mundo según se desprende de los datos del prestigioso ranking internacional QS World University Ranking 2018 (que alcanza este año su 12ª edición) y cuyos datos se han hecho públicos esta semana.

El ranking, que clasifica anualmente las 1.000 primeras de las 26.000 universidades del mundo, coloca una vez más a la Universidad de Zaragoza entre las 10 mejores del sistema universitario español. Y, a pesar de que habitualmente destaca en los indicadores de investigación e impacto de su producción científica, este año la clasificación la eleva hasta el tercer puesto entre las 82 españolas analizadas cuando considera las condiciones para la calidad docente proporcionadas por la institución.

Hay que tener en cuenta quién y cómo se realizan estos rankings para comprender el resultado final. Por ejemplo, en el caso de QS World University Ranking, el 40% de la valoración total de una institución depende de la encuesta realizada a 63.000 profesores e investigadores de todo el mundo que clasifican las mejores instituciones en sus áreas de conocimiento  (sin poder votar a sus propias instituciones, obviamente). Otro dato importante, valorado con el 20% del resultado final, es el relacionado con las citas y las facultades. Esa información se recopila a través de Scopus, utilizándose los últimos cinco años completos de datos. El número total de citas se evalúa en relación con el número de miembros de la facultad académica en la universidad, por lo que las instituciones más grandes no tienen una ventaja frente a las que cuentan con menor número de profesores e investigadores.

indicadores ranking qs

Aunque la lista de las universidades y su procedencia se mantiene bastante estable, este año han aumentado su presencia las de China, Rusia, Australia y Alemania, además de España. Pese a que este año han iniciado cierto descenso en su presencia general en la lista, hay 47 de 1000 instituciones pertenecientes a Estados Unidos y Gran Bretaña, incluyendo 9 de las 10 primeras de la lista.

Top 10 ranking qs 2018

La mitad de las 23 instituciones españolas presentes en el ranking han mejorado su posición, aunque ninguna de ellas sigue sin estar por encima del puesto 150 mundial. Sólo 3 universidades se encuentran entre las 200 mejores del mundo: La Universidad de Barcelona está en el 156 (sube 4 puestos), la Autónoma de Madrid en el 187 (sube 23 puestos) y la Autónoma de Barcelona en el 195 (sube 13).

La Universidad de Zaragoza ocupa el 8º puesto dentro de las Universidades españolas. Nuestra universidad se encuentra en el rango de puestos mundiales 461-470, lo que supone una mejora  frente al ranking anterior en el que figuraba entre los puestos 481-490.

La mejora de la reputación por parte de los empleadores también ha contribuido al ascenso de posiciones del campus público aragonés, que se sitúa entre el 2% de las mejores instituciones de formación superior del mundo.

En cuanto a su producción científica, QS ha puesto de manifiesto que, en el periodo entre 2011-2015, la institución ha superado la cifra de los 10.000 artículos académicos publicados.

El ranking elaborado por la consultora internacional Quacquarelli Symonds ordena las instituciones con de un promedio entre su reputación académica, su empleabilidad, distintos indicadores de investigación y de calidad docente, más un índice de internacionalización (tanto de profesores como de estudiantes).

Más noticias en nuestro blog tirabuzón sobre el ranking QS

Otras noticias sobre rankings universitarios en el blog.

El proyecto BNElab ya está en marcha

BNElab

La Biblioteca Nacional de España y Red.es presentan el proyecto BNElab, cuyo objetivo es promover el desarrollo de productos y servicios a partir de los contenidos de la Biblioteca. Se trata de un nuevo espacio virtual, diseñado para mejorar y enriquecer los conjuntos de datos de la BNE y promover su libre reutilización, y fomentar la creación de nuevos productos y servicios digitales a partir de las colecciones de la BNE que muestren nuevos usos del patrimonio y su interés para sectores muy diferentes. Los proyectos ya puestos en marcha dentro de esta iniciativa, así como un avance de los que se presentarán próximamente, pueden verse en www.bne.es/bnelab, espacio inicial que se irá construyendo y ampliando en los próximos meses.

Los principios básicos que inspiran y vertebran este proyecto son la reutilización de las colecciones y contenidos de la biblioteca para generar nuevos conocimientos; el intento de seducir e inspirar nuevas realizaciones como fórmula de inspirar cultura; el fomento de la participación y la cooperación a partir de plataformas específicamente genaradas para tales fines; y el enriquecimiento proporcionado por el intercambio constante de cultura en la sociedad, siendo la BNE el catalizador e intermediario del proceso.

Juego BNElabLa primera propuesta tiene como protagonista a Haydn. Mediante un desarrollo tecnológico innovador realizado a partir de un manuscrito del siglo XVIII que se conserva en los fondos de la BNE, se nos propone convertirnos en compositores de minuetos utilizando unos dados. El proyecto reproduce y recrea digitalmente el funcionamiento de este juego, muy popular en su época y que fue concebido como un entretenimiento destinado a las reuniones sociales, pero también como un estudio teórico de composición musical. Como existen billones de combinaciones posibles, cada una de ellas genera una pieza nueva y única, a la que podemos poner el título que deseemos.

Se trata de una atractiva propuesta que confiere valor añadido a la enorme riqueza documental y patrimonial que alberga la BNE, apostando por la reutilización de contenidos y la implicación de la sociedad en la gestión del conocimiento.

El mp3 ha muerto. Viva el AAC

En la tecnología actual los cambios se suceden a gran velocidad, y si hablamos del mundo de la informática, no podemos más que pensar en un ritmo vertiginoso de apariciones y desapariciones de sistemas y formatos. Surge siempre la pregunta: ¿y qué pasa con la “vieja tecnología”, con los “viejos sistemas”? Hoy en día es difícil es encontrar alguien que repare reproductores de vídeos (incluso del triunfante en su momento VHS) o sus piezas de repuesto, y además comprobamos que muchos de los vídeos que guardábamos (y acumulábamos en casa)  ya ni siquiera funcionan o su contenido es apenas visible (aunque a veces, dado lo grabado en ellos, no deja de ser algo positivo).

Para los bibliotecarios la preservación de la información es tan importante como su difusión, y todos estos cambios acelerados dificultan especialmente poder cumplir con estos principios. Vivimos en una sociedad de usar y tirar (gastar, gastar, gastar…)  y no reparamos en que lo que “tiramos” dificilmente vamos a poder recuperarlo. En ese maremagnum de cambios tecnológicos e informáticos, ahora le ha llegado el turno al formato de audio mp3.

En estos últimos días ha sido noticia la declaración oficial  por parte de sus creadores de que “ha fallecido”. Los científicos alemanes del Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados que lo desarrollaron hace tan solo 22 años, han decidido abandonar las patentes que tenían sobre el MP3 para que ahora pueda usarse libremente y sin licencias de por medio. Eso implica también que su desarrollo ha finalizado.

Según Bernhard Grill, uno de los principales desarrolladores del formato MP3, el formato de audio AAC (Advanced Audio Coding, en cuyo desarrollo también participó el Instituto Fraunhofer) es actualmente el formato estándar para la descarga de vídeos y de audio en móviles al ser “ más eficiente y más versátil que el MP3”. Este formato AAC fue elegido además por Apple como formato principal para los iPods y para su software iTunes.  Como indica el Fraunhofer Institute: “El MP3 sigue siendo popular entre los consumidores. Sin embargo, plataformas de mayor vanguardia como el streaming o la TV y la radio usan códecs más modernos como el AAC, los cuales entregan mejor calidad de audio a menor bitrate que el MP3.”

Aunque realmente el nuevo formato es bastante mejor que el mp3, la raíz del cambio es fundamentalmente económica. Lo que se trata es que nosotros, los usuarios-consumidores, paguemos por las licencias al adquirir películas, música u otro tipo de contenido audiovisual. Los productores de contenido y las grandes empresas necesitan sacar una rentabilidad elevada a cada producto en el que invierten y el nuevo formato AAC permite ampliar sus posibilidades de control y negocio. El formato AAC permite incluir legalmente la protección de los derechos de autor a los archivos de audio y, además, los archivos en AAC con protección anticopia no permiten su ejecución sin autorización. Aunque a priori favocerecía a los autores y a las empresas propietarias de los derechos de la grabación, esto ha frenado momentaneamente su expansión, por eso ahora parece que ha llegado el momento de cerrar la puerta definitivamente al mp3.

El Moving Picture Experts Group (MPEG) prestó su nombre al proceso de codificación digital mediante el cual el audio y el vídeo se comprimen en un archivo lo suficientemente pequeño para ser transferido fácilmente. Ese proceso – MPEG Audio Layer III – y el archivo resultante – el MP3 – es omnipresente hoy en día. Se convirtió en el estándar para todos los dispositivos pero ha llegado el momento, al parecer, de sustituirlo por un nuevo formato que lo mejore. Sobre todo porque la actual tecnología se centra en el mundo de los móviles y es ahí donde el AAC ha llegado rápidamente a convertirse en el formato dominador. No es el único, hay otros formatos mejores pero ocupan considerablemente más espacio en nuestros discos duros.

De momento, y como ocurrió en su día con los discos de vinilo, o con los vídeos, seguirán existiendo aparatos para su reproducción, pero salvo que surga un movimiento nostálgico que vuelva a darle popularidad (como el dulce momento actual que disfrutan de nuevo los discos de vinilo), el mp3 irá desapareciendo de nuestros reproductores.

No todos están de acuerdo en esa búsqueda constante de nuevos formatos “cada vez más perfectos”. El éxito en su momento (y del “revival” actual) de los vinilos viene de su imperfección, de ese ruido de la aguja y el polvo entre los surcos, de los saltos que pueden usarse para composiciones especiales y geniales. También el color y la distorsión difusa de los viejos VHS ofrecen sensaciones que no las dan las perfectas y nitidísimas imágenes en 3D, en 4D, en ¿5D? … Imágenes que de tan realísticas parecen poco reales. De todas formas, esto no parece salvar al mp3 frente al AAC… ¿o no?

Las bibliotecas debemos intentar preservar no sólo el contenido sino también los reproductores si precisamente queremos conservar también esas sensaciones (como también se guarda el tacto y el olor del papel o del pergamino), que nos acompañan en la contemplación de una obra, en su lectura o en su escucha. Siempre que ocurre una noticias como esta pensamos “Y nosotros ¿qué hacemos? ¿Podemos ayudar?” y pasa el tiempo (vertiginoso) tecnológico y en apenas unos años ya no tenemos capacidad para preservar tecnologías ni sus contenidos.

De todas formas, pues así lo requiera la buena nueva informática primaveral, cantemos jubilosos (y grabemos en AAC): “El mp3 ha muerto, larga vida al AAC”… hasta el próximo formato, claro.

En este enlace te dejamos algunos libros sobre mp3 de nuestro catálogo de la biblioteca.