I Jornadas de bibliotecas G9: crónica de unas jornadas a pie de mostrador

 I Jornadas de Bibliotecas G9 sobre buenas prácticas en atención a espacios y usuarios.

I Jornadas de bibliotecas G9: crónica de unas jornadas a pie de mostrador

(Informan: Elena Escar, Adriana Oliva y Rosa Serrano, Biblioteca de la Escuela Politécnica Superior)

Los días 29 y 30 de septiembre asistimos en representación de la Buz a las I Jornadas de Bibliotecas G9 sobre buenas prácticas en atención a espacios y usuarios. Unas jornadas enfocadas a la solución de los problemas que nos encontramos diariamente en las bibliotecas.

Las novedades en metadatos, las nuevas RDA y las competencias quedan un poco alejadas de los mostradores. Tanto las comunicaciones como los carteles planteaban soluciones prácticas a cuestiones como el ruido, la necesidad de tener espacios en las bibliotecas para los trabajos en grupo, la comunicación diaria con los usuarios, etc.

De la ponencia inaugural “Formación e inteligencia emocional: claves del éxito en nuestras bibliotecas” extraemos dos frases: “el carné de usuario sirve para poder llamar por su nombre a nuestros usuarios” y “hay que sacar a los bibliotecarios de los despachos”.

En las comunicaciones y los carteles participaron las bibliotecas de Extremadura (sede de las jornadas), País Vasco, La Rioja, Castilla La Mancha, Baleares, Cantabria y Zaragoza.

 I Jornadas de Bibliotecas G9 sobre buenas prácticas en atención a espacios y usuarios.

A pesar de que ser modelos de bibliotecas tan diferentes y tan repartidas por el territorio nacional, nos encontramos com las mismas dificultades en nuestro trabajo diario. Tanto es así que, Castilla La Mancha, Baleares y nosotros, presentamos experiencias similares en la reorganización de  las instalaciones  para solucionar la demanda de espacios de trabajo en grupo.

También la Rioja y Cantabria coincidieron presentando buenas prácticas sobre el uso de Whatsapp como medio de comunicación con los usuarios. En el tema del ruido volvimos a coincidir, esta vez con Cantabria, que aportó una solución basada en pelotas de tenis en las patas de las sillas y con la CLM que presentó un cartel sobre el silencio.

También hubo prácticas sobre la gestión de quejas y sugerencia (UEX y UR), el problema de las reservas de sitios (UR), las becas de colaboración para bibliotecas (UEX), la obtención de documientos sin coste para el usuario (UCLM), los planes de emergencia y de la biblioteca solidaria con el medio ambiente (UPV) y la forma de aumentar el uso de las colecciones (UC).

En las sesiones de trabajo seguimos insistiendo en los mismos temas: los carteles que no lee nadie, el uso responsable de las instalaciones (comida, robos, ruido, material), el personal enclaustrado, horarios, enchufes, puestos reservados en salas de lectura y, por supuesto, la falta de presupuesto. Fue en estas sesiones donde más se constató que el mayor grupo de asistentes a las jornadas estaba compuesto por personal bibliotecario que trabaja en primera línea y que tiene contacto diario con el usuario y sus necesidades.

Por parte de la Buz asistimos Elena, Rosa y Adriana de la Biblioteca de la EPS, pero la Biblioteca Hypatia participó también en la exposición paralela con dos fotografías.

Los directores de bibliotecas universitarias presentes nos regalaron una clausura alejada de tópicos y añadieron una comunicación más, que a modo de conclusiones, elaboraron entre todos. Como colofón anunciaron, además, que las próximas jornadas las organizaría la BUZ. Y así nos despedimos, esperando vernos todos en Jaca dentro de un año.

 I Jornadas de Bibliotecas G9 sobre buenas prácticas en atención a espacios y usuarios.

La  sede de las jornadas fue la Residencia Universitaria V Centenario en Jarandilla de la Vera. Y en estas mismas instalaciones estuvimos alojados los asistentes. Una opción excelente; no perdíamos tiempo en desplazamientos (después de los 600 km de viaje, se agradece) y la convivencia nos permitió seguir intercambiado buenas prácticas y buscando soluciones mientras hacíamos la visita cultural de rigor o probábamos las delicias gastronómicas extremeñas.

Algunos de los asistentes aprovechamos el viaje y nos quedamos hasta el domingo en la Residencia, seguimos haciendo amistades bibliotecarias, compramos pimentón y disfrutamos visitando una región sorprendente.

Nos encantó la organización y sobre todo el ambiente distendido que se respiraba en todo momento. Rosa, que se estrenaba en estos eventos, pasó de estar cortada (solo las primeras horas y porque pensaba que sólo había ayudantes y directores) a estar encantada de participar y poder cambiar impresiones con el resto de bibliotecarios.

Y para terminar y, como aplicación de las buenas prácticas aprendidas, nos comprometemos a convertir en futuros post las buenas prácticas de la EPS que compartimos en las Jornadas.

Más información:

Un pensamiento en “I Jornadas de bibliotecas G9: crónica de unas jornadas a pie de mostrador

  1. Pingback: Buenas prácticas BUZ en las Jornadas del G9 (1) | TiraBUZón - Blog de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*