III Encuentro de responsables de Alfabetización Informacional

encuentroEl objetivo del III Encuentro de responsables de Alfabetización Informacional en las Bibliotecas Universitarias españolas, celebrado el día 9 de abril de 2011 en la Biblioteca María Zambrano de la Universidad Complutense de Madrid, consistía en crear un curso básico para formar en competencias en base a 8 aspectos concretos sobre los que se establecieron diversos grupos de discusión:

1.- ¿Qué competencias debe adquirir el alumno?

El alumno debe ser capaz de aprender a buscar y valorar la información; aprender a analizar, sintetizar y comunicar; y aprender a trabajar en equipo y de forma ética, evitando el plagio y citando adecuadamente.

2.- ¿Cómo y dónde deben quedar recogidas las competencias a adquirir por el alumno?

Las opciones que se barajaron contemplaban la guía docente, un certificado de la biblioteca o el suplemento al título, con mayor consenso en torno a la primera.

3.- ¿Cómo puede ofertarse el curso?¿Qué número de horas son adecuadas?

Las opiniones se inclinan mayoritariamente por un curso semipresencial, con mayores divergencias en torno al número de horas adecuado, que gira en una horquilla entre las 8 ó 10 horas y las 20 ó 30.

4.- ¿Qué unidades debe incluir el curso?

Las unidades deben estar ajustadas a las competencias informacionales. Se proponen diversos modelos, algunos teniendo como punto de partida el documento-marco de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y su bloque de descriptores temáticos informacionales. Casi todos ellos tienen como puntos en común

  • Concepto de información
  • Web biblioteca. Qué ofrece y dónde está lo que ofrece
  • Catálogo. Búsqueda y localización de la información existente en la Biblioteca
  • Bases de datos (básico). Cuáles y cómo buscar
  • Cómo elaborar un trabajo académico
  • Uso de la web social
  • Los derechos de autor

5.- ¿Qué materiales de aprendizaje debe tener el curso?¿Cuánto tiempo de trabajo individual se estima como conveniente?

En cuanto a los materiales, el curso debe tener como instrumentos tutoriales bien elaborados, claros y cortos, con una valoración especial de lo audiovisual como soporte. El tiempo de trabajo oscilaría entre las 8 y las 12 horas al tratarse de un curso básico.

6.- ¿Qué tipo de actividades debe contener?

Se distingue entre la parte presencial, basada en la participación en las jornadas de bienvenida y las visitas guiadas a la biblioteca, y la virtual, en la que los test y los foros se convierten en la base.

7.- ¿Cómo evaluar la formación del alumno, su satisfacción, la implicación del profesorado y del formador?¿Puede poner notas el bibliotecario?

La evaluación se realizaría mediante: un cuestionario inicial que midiera el nivel de competencia; un cuestionario final que permitiera establecer comparativas y una encuesta de satisfacción a todos los sectores implicados como fórmula de conocer dónde mejorar.

La cuestión de si el bibliotecario debe poner notas suscita posiciones más encontradas, desde los que piensan que no entran dentro de sus competencias a los que si entienden que es preciso ponderar de alguna forma la actividad de los alumnos.

8.- ¿Quién y cómo debe certificar la adquisición de competencias?

Las posibilidades barajadas contemplan diversos organismos para certificar el aprovechamiento de los cursos, desde el Vicerrectorado a la Biblioteca hasta la propia CRUE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.