Informe IPA sobre el Depósito Legal Electrónico. Situación actual en España.

Informe IPA sobre Depósito Legal ElectrónicoTomàs Baiget informaba hace unos días en la lista IWETEL acerca de la publicación de un informe sobre el Depósito Legal Electrónico realizado por la International Publishers Association (IPA). El informe IPA revela políticas o procesos que se están implementando para preservar contenidos digitales (libros electrónicos, revistas, blogs, webs…). Ofrece un análisis de los sistemas de Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Francia e Italia, así como detalles de Japón, China, Brasil, Estados Unidos, Australia y Canadá.

Como dice Tomàs Baiget, los Depósitos Legales, que requieren que los editores presenten copias de libros y revistas a las bibliotecas nacionales, son un elemento vital en la preservación del patrimonio cultural de un país. En todos los países existe la práctica de depositar obras en soporte papel, pero la llegada de las versiones electrónicas ha abierto muchas incógnitas de cómo organizar el servicio, y cómo almacenar los materiales de una forma segura y eficaz.

Sobre la aplicación de dichas políticas en nuestro país, en nuestro blog Tirabuzón recogimos en su día la noticia sobre la Nueva Ley de Depósito Legal publicada en julio de 2011, un texto que pretendía actualizar una legislación sobre el tema no modificada en los últimos 40 años y que no contemplaba los acelerados cambios producidos por la irrupción de la era digital en el mundo de la edición. En dicha Ley se incluía  la obligación del depósito de publicaciones electrónicas, tarea ingente y compleja, para cuya regulación se daba un año de margen. El borrador del Real Decreto que debía regularlo se hizo público en noviembre de 2013.  El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte  estima que esté aprobado en el segundo semestre de este año 2014.Depósito Legal Electrónico (Imagen Biblioteca Nacional de España)

Según se informa en el Ministerio, dentro de su amplio paraguas de publicaciones a conservar están todo tipo de sitios webs, libros electrónicos y otros materiales asimilables a la edición en papel.  Según el borrador, los editores y los productores de las páginas webs donde se encuentren alojadas tendrán la obligación de permitir a los centros de conservación acceder a esas publicaciones telemáticamente. Dichos centros de conservación serán designados por las Comunidades Autónomas y por la Biblioteca Nacional.

¿Cómo podrán estudiar a la sociedad actual las generaciones futuras si no tienen una copia de la web de la que en la que buena parte dependemos todos hoy en día? La preservación y la disponibilidad futura de esos documentos en soportes no tangibles pretenden ser sus objetivos. En este real decreto se distingue entre documentos publicados en soporte tangible y no tangible (las que están en línea). Para los documentos electrónicos en soporte tangible (DVD, CD…) rigen las mismas condiciones de depósito legal que para otros documentos en soporte tangible, lo que ya regula la Ley 23/2011, de depósito legal. La novedad de esta legislación, como indica la Biblioteca Nacional en su blog, es que “el sujeto depositante, el obligado al depósito legal, no tiene que depositar nada. Serán los centros conservadores (los designados como tales por las Comunidades Autónomas y la Biblioteca Nacional de España) los responsables de rastrear los sitios web y archivarlos. Los responsables de esos contenidos en línea sólo deberán dejarse rastrear”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*