Presentación del curso “Competencia Digital Básica”

(Informa: Laura Bordonaba Plou, BUZ)

El viernes día 21 de septiembre, de 12:30 a 15:00 h y en el salón de actos de la Biblioteca María Moliner, tuvo lugar el acto para presentar el nuevo curso de Competencia Digital Básica para alumnos de 1º de grado, dirigido a todos los formadores y colaboradores de los cursos de competencias que se desarrollan través de la plataforma Moodle.

En la mesa estuvimos Inés Escario, profesora del Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas; Consuelo Marco, bibliotecaria de la Biblioteca de la Facultad de Derecho e integrante del Equipo de Trabajo del Proyecto DigComp así como del Equipo de Trabajo Comunicación y Marketing y yo misma, Laura Bordonaba, coordinadora de la Formación en la BUZ y miembro del Equipo de Trabajo DigComp, como representación de todo el equipo que ha trabajado tanto en el curso, miembros BUZ y miembros PDI.

En primer lugar, hablamos explicamos cómo, cuándo y por qué se había fraguado este cambio: el grupo que forman las universidades del UniCI2 planteó un cambio de modelo de curso, la sensibilidad del Vicerrectorado de TIC preocupado por la baja formación de los alumnos en competencias digitales, el cambio del modelo emprendido desde REBIUN, el trabajo de la Unión Europea por definir y fomentar la Competencia Digital del ciudadano, etc. Desde el grupo se venía trabajando con los docentes desde hacía 4 años en varios proyectos de innovación docente PIIDUZ que habían llevado a incluir las competencias informáticas en los cursos de competencia informacional de 1º de grado de manera progresiva, y nos parecía el paso lógico dar un giro más global. El resultado es un nuevo proyecto de innovación: PIIDUZ_18_293 Competencia Digital para estudiantes de la Universidad de Zaragoza (fase 1).

Después concretamos el trabajo realizado durante el curso 2017-2018, que estuvo ligado a uno de los objetivos del plan estratégico de la BUZ 2017-2010 “Una biblioteca cercana y a medida”: 2.6. Avanzar en el Plan de formación CI hacia un modelo integral, progresivo y adaptado a las necesidades de los distintos grupos de interés, y en concreto a: 2.6.1. Adaptar el Plan de Formación al nuevo marco europeo DigComp (Digital Competence).

Comenzamos con numerosas reuniones en las que consideramos diferentes modelos de curso, desde un MOOC hasta un curso obligatorio, para al final quedarnos con el modelo que ha venido funcionando tan bien hasta ahora. Después tuvimos que analizar los diferentes marcos y documentos que trataban de explicar y sistematizar este nuevo modelo competencial, para al final quedarnos con la versión 2.1 del Marco Europeo de Competencia Digital del Ciudadano, que establece 8 niveles para las 5 áreas de la competencia digital. Nosotros hemos intentado abarcar las áreas 1-3, y alguna competencia de la 4, y nos hemos quedado en un nivel 3-4 (intermedio).

Una vez decidido marco, áreas y nivel de competencias, tuvimos que trabajar en delimitar qué teníamos ya en nuestro antiguo curso, qué faltaba, y quién debería desarrollar cada parte de los contenidos. Cuando ya tuvimos todo claro, trabajando de manera presencial en las reuniones y de manera remota a través de Google Drive, fuimos dando forma a un esquema de curso de competencia digital. Crear nuestro esquema nos llevó otras cuantas reuniones, hasta que pudimos empezar a crear contenidos nuevos, y a mejorar visualmente y a nivel conceptual los que ya teníamos.

El curso tiene como hilo temático el realizar un trabajo académico de 10, e intenta que el alumno aprenda nuevas habilidades y actitudes relacionadas con las principales áreas de la competencia digital, incluso trabajando de manera colaborativa.

Con el curso los alumnos van a aprender cosas como:

Se estructura en bloques temáticos:

Una de las novedades es la evaluación.  Los test y las tareas pasan a estar englobados en lo que llamamos pruebas de evaluación. Este año hemos jugado con todas las posibilidades que da Moodle y nos encontramos con diversas pruebas: preguntas de arrastre, de opción múltiple. La prueba de evaluación 5 es la única que no corrige Moodle de manera automática y requiere de la evaluación del formador. Es también la más completa y la que tienen que hacer y superar de manera obligatoria para obtener el apto. El apto se obtiene alcanzado 60 puntos sobre los 100 que se pueden obtener  en el curso y superando la prueba de evaluación 5. Los certificados, que ahora ya son electrónicos, reflejarán la puntuación alcanzada por el alumno, lo que esperamos que sea un estímulo para animarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.