ReadersFirst : Los e-books en las bibliotecas públicas

En estos momentos, el mercado del libro electrónico está plenamente asentado y en expansión; por el contrario, en las bibliotecas el libro electrónico tiene todavía un aire de excepcionalidad o una presencia anecdótica. Tenemos hoy muchas más trabas que facilidades para que los libros electrónicos se incorporen a nuestros fondos y sirvan convenientemente a uno de los servicios esenciales de las bibliotecas: el préstamo a sus usuarios.

Pueden verse dos escollos fundamentales para la implantación del libro electrónico en las bibliotecas, uno externo a las bibliotecas y otro provocado por nosotros mismos. En el primer caso, muchos de los proveedores de libros electrónicos están impidiendo de una manera directa o indirecta (con limitaciones de acceso, trabas comerciales, complicaciones tecnológicas…) que las bibliotecas puedan prestar esos ejemplares de la misma manera con la que tradicionalmente se ha realizado con el libro impreso. En el segundo, nosotros mismos somos en buena responsables de que esto ocurra pues, hasta ahora, todavía desconocemos en profundidad las peculiaridades del libro electrónico y sus posibilidades para que nuestros usuarios accedan a ellos de forma fácil y libre.

ReadersFirst Iniciative es un movimiento nacido en el mundo bibliotecario en junio de 2012 precisamente para mejorar el acceso y los servicios a los usuarios de las bibliotecas públicas de los libros electrónicos. Originario de Estados Unidos, actualmente ya lo conforman 292 bibliotecas que representan a cerca de 200  millones de lectores.

El movimiento ha publicado recientemente una guía para proporcionar a los bibliotecarios los conocimientos necesarios imprescindibles a la hora de tratar con los proveedores de libros electrónicos, calificando a dichas empresas en función del cumplimiento de las mismas hacia las necesidades de las bibliotecas, e informando de las aplicaciones e interfaces más intuitivas y fáciles de usar para los usuarios de libros electrónicos en las bibliotecas. También es una guía útil para esos mismos proveedores analizados, ya que les puede ayudar a comprender las necesidades de las bibliotecas y sus usuarios y adaptarse a ellas.

Los principios de ReadersFirst son los siguientes:

  • Buscar y navegar en un catálogo único y completo con todos los contenidos de la biblioteca visibles, incluyendo todos los e-books. Ya que hasta la fecha lo que ofrecen los proveedores es su propio sistema de búsqueda para sus propios productos cada uno con su propia plataforma, privando a los usuarios de una buena experiencia de búsqueda.
  • Integración de servicios. Hacer reservas, consultar artículos, comprobar la disponibilidad, gestionar multas y comunicaciones desde el catálogo individual de cada biblioteca, o en el espacio que la biblioteca considere el más provechoso, sin tener que visitar diferentes páginas web
  • Disfrutar de contenido digitales sin esfuerzos adicionales. Para esto, las bibliotecas deben poder elegir contenido, soportes y apps de cualquier proveedor o de varios proveedores independientemente de la plataforma que utilicen.
  • Descargar e-books compatibles con todos los e-readers (Sony, Kindle, Kobo, Nook)

(Información vía Universo Abierto)

Aquí vemos unos ejemplos del catálogo de la Biblioteca Pública de Seatle.

Y las bibliotecas universitarias españolas… ¿cómo afrontan estos retos? ¿Qué plantean ante una perspectiva cada vez más cercana en la que sus usuarios sólo van a encontrar la mayoría de sus necesidades de formación e investigación en formato electrónico? Dejamos en el aire esas temibles o atrayentes preguntas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*