Archivo de la etiqueta: bibliotecas

“I AM BIB ADDICT”… Visita Erasmus+ en el Centre de Documentation Cluny (École Nationale Supérieure d’Arts et Métiers. ParisTech)

Cluny. École Nationale Supérieure d’Arts et Métiers. Centre de Documentation

(Natividad Herranz, Biblioteca Hypatia – BUZ)

Al inicio del pasado julio y, gracias al programa Erasmus + para el personal de la Universidad de Zaragoza, estuve una semana intercambiando experiencias profesionales con los colegas del Centro de Documentación de Cluny (Paris Tech), y ahora las quiero compartir también con todos vosotros.

La motivación:

La carrera profesional del personal de administración y servicios ha de ir ligada a la adquisición de nuevas destrezas para desarrollar con eficacia los nuevos paradigmas de aprendizaje y organización, puesto que los retos del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) afectan a todos los agentes universitarios implicados por igual. En este marco de movilidad europeo que potencia los intercambios formativos, es de gran interés compartir experiencias profesionales que enriquezcan nuestra visión. Sigue leyendo

En silencio

silence, please by mortisha adams

En silencio

Ramón Abad Hiraldo, Director de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza

Recientemente llamó mi atención un artículo de Gustavo Martín Garzo, Coleccionar silencios, publicado en El País (domingo, 2 de agosto), en el que se hablaba del valor del silencio como tal, frente a la tendencia a confundir modernidad y popularidad con ruido creciente y constante.  Comenzaba el artículo con un ejemplo del mundo de las bibliotecas, el de una biblioteca pública de Helsinki que recientemente ha sido noticia por sus métodos innovadores para captar usuarios, entre ellos desterrar el silencio, permitiéndose en ella conductas y actividades no habituales en la mayoría de las bibliotecas.

Este debate no es nuevo. Enseguida recordé otro artículo “Silence, please”, de la escritora Sallie Tisdale, publicado en 1997 en la revista Harper´s Magazine. La autora se lamentaba del cambio de actitud en las bibliotecas, de las que había sido usuaria desde niña, sobre el valor del silencio, que se empezaba a identificar como un obstáculo para atraer a más público, especialmente al usuario de las nuevas tecnologías. Recordemos que en ese momento estaba emergiendo Internet, los videojuegos y los nuevos soportes electrónicos, como el CD-ROM, que auguraban cambios radicales en las bibliotecas, hasta entonces sustentadas en colecciones impresas. No eran menos activos muchos bibliotecarios, quienes veían como buena la ausencia de silencio e, incluso, ponían el cartel de “No silence, please” como forma de promoción de la biblioteca. Sigue leyendo

Biblioideas: Little Free Library

LFL con niñasLas Little Free Library constituyen un movimiento comunitario surgido en Estados Unidos. Su objetivo: promover la introducción y el amor a la lectura mediante el intercambio gratuito de libros. Sus promotores juegan con el doble significado de la palabra Free (libre/gratis).

Este movimiento se conoce también como NOOX (de Neighborhood Book Exchanges, Intercambio Comunitario de Libros) o Pop-up Libraries (no confundir con bibliotecas de libros interactivos, con figuras tridimensionales y móviles, conocidos también como libros pop-up).

La idea no es nueva. Son muchas las experiencias comunitarias de compartir libros en diversos (y pequeños) contenedores o formatos, desde una maleta o una cabina telefónica en desuso hasta un burro. Recordad este vídeo (sólo minuto y medio) en el que Luis Soriano, un maestro, otro héroe anónimo, reparte libros por la sierra colombiana ayudado de su burra Alfa y su burro Beto. En los últimos años todos hemos visto además la proliferación de bares u otros establecimientos con una pequeña colección de libros a disposición de sus clientes. Pionera en Zaragoza fue la Biblioteca Frida Khalo, que puedes visitar desde 2002 en el bar Birosta. También, desde 2013, El Rincón de Momo te ofrece libros entre cafés y un ambiente agradable.

LFL maderaPero no es exactamente lo mismo. Las Little Free Library, una especie de Bookcrossing (por cierto, tal vez una día hablemos de él) un poco más sofisticado, tiene un componente comunitario (el barrio, la urbanización, la calle) fuera de cualquier estrategia más o menos comercial.

Se inició como un sencillo proyecto de alcance local en Hudson, Wisconsin, en 2009. En recuerdo de su madre, maestra y amante de la lectura, Todd Bol construyó la reproducción de un aula a pequeña escala, la llenó de libros y la instaló frente a su casa con la leyenda “Free Books”. Poco después, Rick Brooks, de la Universidad de Wisconsin en Madison, se interesó en el proyecto como una forma de márquetin social. En el verano de 2010 la idea había prendido y la gente las llamaba de diferentes formas hasta que acabaron conociéndose como Little Free Libraries. En mayo de 2012 se constituyeron como organización sin ánimo de lucro.

Entre 1895 y 1914, una bibliotecaria llamada Lutie Stearns recorrió Wisconsin llevando sus “pequeñas bibliotecas viajeras” a más de mil localidades del estado. De alguna manera, la iniciativa de Todd Bol se convirtió también un homenaje a aquella mujer olvidada.

En enero de 2015 se estimaba (a la baja) que había más de 25.000 de estas pequeñas bibliotecas repartidas por el mundo. Y el número no deja de crecer. Cada una tiene su placa oficial y un número único asignado por la organización Little Free Library.

Hay un listado actualizado de las repartidas por el mundo. Españolas sólo aparecen dos, ambas en un colegio madrileño de enseñanza primaria. Podrías hacer algo por subsanarlo y poner una de estas bibliotequillas (con su correspondiente permiso municipal, todo en orden) a la entrada de tu casa o del bar que frecuentas, en una plaza de tu barrio, en un parque o en tu facultad. No han de estar necesariamente al aire libre, pero esto las hace accesibles 24 horas diarias y 365 días al año.

LFL Nueva York

Puedes comprársela a la propia organización o fabricarla tú (al final de este folleto tienes los planos para hacerlo). También puedes dejar volar tu creatividad, como hizo el estudio Stereotang a la hora de diseñar una en Nueva York. O puedes coger ideas en Flickr o Pinterest. En fin, lo que tú quieras.

Más información sobre bibliotecas en cabinas de teléfonos en este enlace.

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

Nueva Ley de Bibliotecas de Aragón

Biblioteca de Aragón

El pasado viernes, 10 de abril, se publicó en el Boletín Oficial de Aragón la Ley 7/2015, de 25 de marzo, de Bibliotecas de Aragón, que viene a reemplazar a la Ley 8/1986, de 19 de diciembre, de Bibliotecas de Aragón.

La nueva legislación trata de adaptarse al nuevo modelo de biblioteca actual, especialmente vinculado con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), y a la nueva organización territorial de la Comunidad Autónoma, que incluye a la comarca como una entidad supramunicipal de carácter local, con competencias que afectan, entre otras materias, a la cultura. Sigue leyendo

Declaración de Lyon sobre el Acceso a la Información y Desarrollo

Declaración de Lyon sobre el acceso a la información y el desarrollo

(Informa: IFLA)

El pasado 18 de agosto, en el marco del Congreso Mundial de Bibliotecas e Información – 80ª Conferencia General de la IFLA en Lyon (Francia), se hizo pública la llamada Declaración de Lyon sobre el Acceso a la Información y Desarrollo, inicialmente firmada por más de 125 instituciones y organizaciones, y que esboza la necesidad de que el acceso a la información sea reconocido en el marco de desarrollo posterior a 2015 de las Naciones Unidas. El marco sucederá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y establecerá la agenda de desarrollo para la próxima década. En estos momentos ya hay más de 300 firmas en la Declaración. La suma de tantas organizaciones hace que haya resultado una de las campañas más exitosas emprendidas desde la IFLA.

En concreto, la Declaración pretende que se consiga: Sigue leyendo

El préstamo de pago en Bibliotecas o la privatización del conocimiento en el corazón del capitalismo posmoderno

Mª Engracia Martín Valdunciel. Universidad de Zaragoza. Biblioteca universitaria

(artículo publicado en el Diario del Alto Aragón, 7-9-2014)

No al préstamo de pago en bibliotecasNos parece pertinente centrarnos en este artículo no en el contenido específico del RD/ 624/2014, un ejemplo más de una perversa dinámica gubernamental a base de decretazos, porque consideramos que resulta meridianamente claro para cualquier persona que lo lea y porque, además, ha habido reflexiones muy valiosas sobre su significado (ver http://noalprestamodepago.org/2014/08/).  Entendemos que es importante enmarcar este tipo de medidas en las dinámicas privatizadoras y expropiadoras de las últimas décadas para comprender su sentido y su trascendencia en nuestra sociedad y, por tanto, para que el conjunto social se sienta interpelado. Creemos que no sería acertado interpretarlo sólo como una cuestión más o menos técnica que afecta negativamente al mundo bibliotecario; se trata, mas bien, de una agresión política a la riqueza colectiva y que, por tanto, toda la sociedad debería cuestionar. A este objetivo pretende contribuir esta aportación. Sigue leyendo

Biblioideas : Cuando los libros son de mentira

(Chema Pérez. BUZ)

Taller de libros falsosDecía Baudrillard que, en las sociedades actuales, cualquier hecho, cualquier actividad, se degrada hasta convertirse en espectáculo o en simple objeto de consumo cuya veracidad o falsedad deja de importar. Todo, también la cultura, se convierte en falsa copia de la realidad. Un simulacro lo llamó.
Hay libros que son de mentira, falsos. Esto no quiere decir que sean mejores o peores, no afecta a su contenido. Precisamente, contenido es lo que no tienen.

Nos referimos a esos “libros” que suelen utilizar en algunas tiendas de muebles para “vestir” las librerías: un paralelepípedo de cartón o madera y un lomo decorado. También en el atrezo del teatro, el cine o la televisión. Hasta aquí, podría parecer todo casi normal; digo casi porque la misma función podrían cumplir libros auténticos. De hecho, hay se ven en estos menesteres más libros auténticos que antes. Y es que se pueden conseguir pequeños volúmenes de los siglos XVIII o XIX con encuadernaciones dignas y lomos aparentes por muy poco dinero.

También parece aceptable utilizar una de esas cajas con apariencia de libro para guardar, o esconder, algo. O tomar un libro preexistente vaciando su contenido. De esto ya hablamos un poco en una Biblioidea anterior.

Otro uso perdonable de estos libros falsos: Cuenta Elena Rius en su blog notasparalectorescuriosos que Dickens tenía intercalados entre los libros de su biblioteca libros falsos con títulos inventados para tomar el pelo a sus visitas.

Lo que ya no parece tan normal es que se utilice en una vivienda como simple decoración de interiores, en cuyo caso sólo cabe achacarlo a la infinita versatilidad de la estupidez humana, una característica capaz de manifestarse en cualquier esfera de actividad.Librería falsa
Y  no sólo libros. Se puede “falsificar” una librería entera, como puedes ver en esta foto de al lado. A demanda.

Y, habiendo demanda, hay empresas dedicadas a satisfacerla. Proliferan en Internet, pero citaremos sólo dos:

Manor Bindery Ltd. es una respetada firma británica radicada en Fawley, Hampshire, Makers of the Finest False Books since 1976. Estos fabricantes de los mejores libros falsos desde 1976 dicen estar especializados en trabajos “para una amplia gama de interiores, desde casas señoriales y venta al por menor, a equipos de cine y teatro”.

The Original Book Works Ltd., también británica, de Cirencester. Whether you want fake books to cover a secret door, some cupboards or just to fill shelves we have the expertise to give you exactly what you want. Ella y su filial Faux Books, te proporcionan “libros falsos para cubrir una puerta secreta, algunos armarios o simplemente para llenar los estantes”. Entre ellos la “obra completa” (simulada, claro está) de Dickens, Dumas o Byron a precios asequibles.

También están los que adquieren libros auténticos no para leerlos sino para cumplir la misma función que los falsos: decorar, crear ambientes, impresionar favorablemente, etc. Aunque esto daría para otra historia. Quim Monzó hablaba de ellos en un artículo de La Vanguardia.

Para quienes han crecido y vivido entre libros resulta difícil imaginar una casa sin ellos y, en general, inconscientemente, se tiende a una apreciación negativa de sus moradores sólo por el hecho de no tenerlos. Se puede recordar aquel reportaje que circuló en su día en YouTube (y por ahí estará) mostrando con detalle el interior de la vivienda de un afamado futbolista. Una casa estratosférica en Castelldefells: algunas hectáreas, varias alturas, cientos de metros… y ni un solo libro. Ni para calzar una mesa. Nada.

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.

Los libros electrónicos en Bibliotecas y Centros de Información

Los libros electrónicos en Bibliotecas y Centros de Información

(Informa: Inmaculada Cantín – Biblioteca de la Universidad de Zaragoza)

El libro electrónico y sus aplicaciones a las bibliotecasDurante los días 10, 11, 16, 17, y 18 de junio un grupo de bibliotecarios de la Universidad de Zaragoza hemos asistido al curso titulado Los libros electrónicos en Bibliotecas y Centros de Información, organizado por Anabad Aragón, e impartido por el bibliotecario Julio Alonso Arévalo y la profesora Raquel Gómez Díaz, de la Universidad de Salamanca.

El programa ha incluido una visión de los cambios que, en el ámbito del libro y  la lectura, ha supuesto la llegada de soportes tecnológicos, los cambios en el sector editorial, los nuevos modelos de negocio, las aplicaciones de lectura, aspectos relativos a la lectura social y las plataformas (referenciales, en línea, recomendaciones sociales, escritura social, etc.). Sigue leyendo

Bibliotecas, cine y rock and roll

Viernes. ¿Y si comenzamos el fin de semana con una dosis de adrenalina unida a dos de nuestras pasiones: el cine y las bibliotecas?. Thunderstruck de AC/DC es un buen hilo conductor. A disfrutar

Montaje de Bibliotecas 2014 realizado por Nina Vadell con motivo del Día del Libro en la exposición Próximo Estreno