Archivo de la etiqueta: economía gallega

La Real Sociedad Económica de Amigos del País de la Ciudad de Santiago abre su archivo

RSEAAP SantiagoEl enorme caudal documental generado por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la Ciudad de Santiago a lo largo de su historia ha sido digitalizado y ofrecido en acceso libre para todos aquellos interesados en conocer la evolución de la economía gallega desde la Ilustración hasta el siglo XX.

La nueva plataforma web incorpora más de 160.000 documentos históricos, que abordan aspectos tan fundamentales como la emigración, la pesca, la agricultura o la importancia del ferrocarril en la vertebración del territorio y el desarrollo económico.

La iniciativa surge de la colaboración entre la Fundación Barrié de la Maza y la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la Ciudad de Santiago, con el doble objetivo de conservar y difundir el patrimonio que representan los fondos documentales del archivo de esta entidad.

Archivo digital

La institución, creada en 1784, participó de forma activa tanto en la difusión de las nuevas corrientes científicas y técnicas para su aplicación en el territorio, muy en consonancia con los objetivos iniciales incardinados en el reformismo borbónico, como en la implementación de programas y actividades dirigidas a fomentar y consolidar iniciativas tanto culturales como estrictamente económicas.

Estatutos  Real Sociedad Económica de Amigos del País de la Ciudad de Santiago Así, el desarrollo del ferrocarril a mediados del siglo XIX, el impulso de una Caja de Ahorros y Monte de Piedad en Santiago, la contribución a una sucursal del Banco de España en Compostela, o la promoción de diversas escuelas constituyen algunos de los hitos en los que el organismo adquirió gran protagonismo.

Junto con este tipo de informes hallamos diversas publicaciones periódicas datadas en el siglo XIX, conjuntamente con los órganos de expresión de la propia institución, como Revista Económica o El Centenario

Una de las novedades más atractivas consiste en la posibilidad de realizar transcripciones de los manuscritos digitalizados mediante un procesador de texto. La página ofrece unas sencillas normas que se han de seguir en el proceso: mantener las grafías, las mayúsculas y minúsculas tal y como aparecen en el documento  y desarrollar las abreviaturas poniendo entre paréntesis las letras omitidas. Posteriormente, el producto final será validado por un administrador designado por el organismo.