Archivo de la etiqueta: libro antiguo

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

Esta exposición bibliográfica en la antigua Sala de Lectura de la Biblioteca General, en el Paraninfo, propone un recorrido que lleva del manuscrito a la imprenta, a través de un significativo elenco de ejemplares pertenecientes al fondo histórico de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza. Destaca la importancia de la imprenta en la difusión de nuevos conocimientos y nuevas formas de pensamiento en ámbitos como la religión, la literatura, la historia natural, la educación o la ciencia jurídica. Se exponen un total de 39 obras, de las que 18 pertenecen a la época incunable. Sobresale entre ellas la labor pionera de los primeros impresores zaragozanos, los hermanos Pablo y Juan Hurus, así como su sucesor, Jorge Coci.

La muestra forma parte del conjunto de actividades organizadas en el marco del Coloquio Internacional de la Asociación Hispánica de Literatura Medieval, bajo el título Libro, lectura y reescrituras.

Imprenta, textos y géneros medievales

No es preciso insistir en la idea que atribuye a la invención y difusión de la imprenta un cambio radical en la transmisión del saber. La modernidad comienza a ganar terreno cuando las prensas de tipos móviles dejan las riberas del Rin y buscan otros lugares donde establecerse. Un hecho tan sustancial como la Reforma luterana difícilmente hubiera sido posible sin su ayuda. Somos menos conscientes, sin embargo, de que el invento echa a andar muy ligado a la tradición, empezando por los hábitos caligráficos y siguiendo por el apego a los autores que habían conformado la imagen del mundo medieval.

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

Justamente por eso, las letras de molde calcan la grafía gótica, y si pronto esta compite con la romana, es porque los humanistas prefieren el claro trazo de los documentos carolingios. Así mismo, la composición de página a dos columnas, los huecos dejados para las capitales, después decoradas por especialistas, la ausencia de portada vistosa en los primeros incunables y hasta la impresión en pergamino de ejemplares para lectores distinguidos, son herencia del pasado, huella de la práctica manuscrita.

Lo mismo ocurre con las obras y géneros que inundan el mercado del libro. Este es también un negocio que no escapa a las leyes de la oferta y la demanda. Los impresores buscarán el amparo de ciudades con una jerarquía eclesiástica influyente, unas instituciones civiles poderosas y una población letrada nacida al calor de los centros religiosos, las universidades y las profesiones togadas. Zaragoza reunía con creces esas condiciones por ser cabeza de Reino y sede arzobispal, además de contar con un patriciado urbano y una burguesía volcados en el derecho, la enseñanza, la medicina y el comercio, entre otras actividades.

Así lo muestra esta exposición que, a partir del abundante fondo histórico de la Biblioteca Universitaria, recoge en varios itinerarios la evolución que lleva del manuscrito a la imprenta y exhibe un significativo elenco de autores clásicos, piedras angulares del legado pagano y religioso de la Antigüedad.

Se detiene también de modo muy especial en la pionera labor de los hermanos Hurus y de Jorge Coci, artífices de algunos de los hitos impresos peninsulares. Tanto ellos como sus herederos procuraron ofrecer a la clientela ediciones ilustradas con xilografías primorosas y textos cuidados por intelectuales de la talla de Gonzalo García de Santamaría, Andrés de Li o Martín Martínez de Ampiés.

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

En las imprentas peninsulares del siglo XV no existe un clima de colaboración tan estrecho entre autores y editores como el que se forma en torno a Pablo Hurus, que se ha parangonado, salvando las distancias, con las tertulias humanísticas patrocinadas por los impresores venecianos Aldo Manuzio y, más tarde, Gabriel Giolito. La estrecha relación con los talleres alemanes, que Pablo Hurus mantenía gracias a su trabajo como representante de la Ravensburger Handelgesellschaft, compaginado con su actividad tipográfica, le permitía estar al tanto de las novedades bibliográficas y traerse a su taller zaragozano tacos, comprados, alquilados o prestados.

Estas estampas ilustraron obras como las Fábulas de Esopo, las Mujeres ilustres en romance o el extraordinario Viaje de la Tierra Santa y, en algunos casos, revivieron copiadas en las oficinas tipográficas burgalesas o sevillanas. Tampoco se olvidaron de los nuevos gustos lectores. Así lo prueban las tiradas de libros de caballerías, de la Cárcel de Amor, por vez primera ilustrada, y de la Celestina que contribuyeron, de modo especial en el caso del Amadís, a difundir una moda literaria no solo limitada a las fronteras del castellano, sino abiertamente europea.

 

El recorrido cierra el círculo con dos manuscritos ligados a los libros que secaron el cerebro a don Quijote. Uno de ellos, el Clarisel de las Flores de Jerónimo Ximénez de Urrea, no se vertió nunca en letras de molde. Los tiempos cambian y los libreros no arriesgan en modas que consideran caducas.

Don Quijote, sin embargo, siguió fiel a sus ficciones favoritas. Más allá de lo ridículo de unas preferencias anticuadas, la obra de Cervantes destaca la íntima relación entre escritura, lectura e imprenta. La comunión con los libros se va alejando progre-sivamente de la recitación en grupo y va recluyéndose en la intimidad de las estancias de cada cual. Sin los nuevos modos de afrontar la lectura que instaura el invento de Gutenberg no se entiende la locura del manchego. Su biblioteca privada favorece la soledad y el ensimismamiento, la incorporación de las fantasías a la forja de un proyecto vital cimentado en la literatura.

Solo sabiéndose, ya en la segunda parte, protagonista de un libro muy reeditado y que lleva camino de no «haber nación ni lengua donde no se traduzga»; solo hojeando entre sus manos, con cierto desdén, la crónica de un impostor fresca aún de tinta, puede el héroe moderno elevarse por encima de las limitaciones de su persona y hasta de los iniciales designios del autor: «Por el mismo caso –respondió don Quijote– no pondré los pies en Zaragoza». A imagen de lo ocurrido con la imprenta en sus orígenes, de un género arraigado en la Edad Media nace un modo revolucionario de enfrentarse a la novela que supondrá en lo sucesivo un referente imprescindible en la creación de mundos ficticios.

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

Información de la exposición:

Imprenta, textos y géneros medievales. Exposición bibliográfica.

EDIFICIO PARANINFO – ANTIGUA SALA DE LECTURA –
24 de octubre de 2018 – 31 de enero de 2019

Comisarios:
M.ª Carmen Marín Pina
Alberto del Río Nogueras
Juan Manuel Cacho Blecua
Dirección técnica:
Julián Muela Ezquerra

BIBLIOTECA GENERAL. UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
Edificio Paraninfo
Plaza Paraíso, 4 – 50005 Zaragoza

Horario de lunes a sábado:
Mañanas de 11:00 h. a 14:00 h.
Tardes de 17:00 h. a 21:00 h.

Catálogo disponible en este enlace.

Exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poder

Atlas Vallard - exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poder

Exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poder

Exposición (del 20 de septiembre al 8 de octubre) y conferencia inaugural en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza (20 de septiembre, a las 19:30 h.)

El día 20 de septiembre se inaugura en la Biblioteca del Paraninfo la exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poder. Esta exposición reúne reproducciones facsímiles de una selección de obras maestras del Patrimonio bibliográfico español y europeo, pintadas entre los siglos X y XVI por los grandes artistas de la época para personajes como Isabel la Católica, Manuel I, Carlos V, Enrique VIII o Francisco I. Todos los ejemplares de la muestra están editados por la Editorial M. Moleiro, una de las más prestigiosas del mundo en este campo de la reproducción de libros y documentos históricos  Los originales de estos tesoros se conservan en las bibliotecas y museos más importantes del mundo: Metropolitan Museum of Art, en Nueva York, British Library, en Londres, Bibliothèque Nationale de France, en París, Biblioteca Nacional de Rusia, en San Petersburgo, entre otras.

Cartel de la Exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poderEn total, se expone una treintena de obras, que abarcan temáticas tan diversas como medicina, biología, alquimia, cartografía de la Época de los Descubrimientos, libros de horas, Biblias, música, sexualidad, etc.

Entre los libros expuestos, destacan el Libro de Horas de Enrique VIII, obra maestra de Jean Poyer, de incomparable fuerza dramática, como corresponde al monarca más apasionado de la historia de Inglaterra; el Libro de Horas de Carlos de Angulema, la obra más personal de Robinet Testard, uno de los pintores más originales que Francia haya conocido; el Atlas Vallard, de 1547, que revoluciona la historia ya que en 3 de sus mapas aparece cartografiada la costa de Australia; el Splendor Solis, el tratado de alquimia más bello jamás pintado; el Libro de la Felicidad, pintado por orden del sultán Murad III, una compilación de tratados de índole científico médica y astrológica en torno al concepto de la Felicidad, etc.

La Exposición se abre con una conferencia a cargo de la Profesora Elisa Ruiz, catedrática emérita de Paleografía y Diplomática de la Universidad Complutense de Madrid, con el título El enigmático destino de un códice exquisito: Libro de Horas de Enrique VIII. Libro de Horas de Enrique VIII - exposición Tesoros bibliográficos (s. X – XVI): El arte y el genio al servicio del poder

El Libro de Horas de Enrique VIII fue pintado en Tours, Francia, c. 1500. De incomparable fuerza dramática, como corresponde al monarca más fascinante y apasionado de la historia de Inglaterra, este libro de horas es la obra maestra de Jean Poyer, uno de los grandes artistas de principios del s. XVI. El original se conserva en The Morgan Library & Museum, en Nueva York. Sigue leyendo

Leer imágenes : El mundo simbólico en los libros de emblemas (exposición bibliográfica)

Leer imágenes : El mundo simbólico en los libros de emblemas (exposición bibliográfica)

Estará abierta al público del 23 de marzo al 30 de junio de 2016 en la Biblioteca General, Edificio Paraninfo, Plaza Paraíso 4, Zaragoza)

(Informa: Paz Miranda, Biblioteca General, BUZ)

En el año 1531 se publicó uno de los libros más importantes en la historia de la cultura occidental, el Emblematum Liber de Andrea Alciato. El éxito fue arrollador y pronto surgieron numerosos imitadores que hicieron de los libros de emblemas un género editorial de extraordinaria popularidad. La gran abundancia de ilustraciones y grabados contribuyó en gran medida al éxito.

Los libros de emblemas se convirtieron en un referente iconográfico en los siglos XVI y XVII. Bajo diferentes denominaciones, como emblemas, jeroglíficos, símbolos o empresas, todas estas obras obedecían a un mismo intento, crear composiciones alegóricas mediante la combinación de imágenes y palabras, generalmente con intención moralizante.

Andrea Alciato : Emblemata. 1566

Andrea Alciato : Emblemata. 1566

Algunos talleres europeos destacaron y se especializaron en libros de emblemas, por lo que fueron frecuentes las ediciones de autores españoles impresas en el extranjero. Se requería una infraestructura importante, en la que estaban involucrados emblemistas, dibujantes, grabadores y editores.

Ejercieron su influencia en múltiples manifestaciones artísticas, como la arquitectura, la pintura, los tapices o el arte efímero, y enriquecieron el discurso en las obras literarias y los tratados de la época. También fueron útiles instrumentos pedagógicos entre las élites políticas y religiosas del Siglo de Oro.

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza cuenta con una notable colección de libros de emblemas, entre los que se encuentran títulos especialmente relevantes, tanto españoles como europeos, en ediciones del siglo XVI al XVIII. Continuando la labor de difusión del patrimonio bibliográfico, esta nueva exposición titulada Leer imágenes: el mundo simbólico en los libros de emblemas, ofrece la oportunidad de dar a conocer un fondo de gran belleza plástica, y a su vez muy representativo del universo simbólico y cultural del Renacimiento y el Barroco. Sigue leyendo

Nueva edición facsímil de un ejemplar de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza

Justa poética (facsímil)

(Informa: Paz Miranda, Biblioteca General. BUZ)

La Biblioteca de la Universidad de Zaragoza cuenta con una nueva edición facsímil de uno de los ejemplares de su colección histórica:

Justa poética por la Virgen Santísima del Pilar, de Juan Bautista Felices de Cáceres, editado en Zaragoza por Diego de Torre en 1629 y conservado en la Biblioteca General.

Las justas o certámenes poéticos eran organizados por las instituciones religiosas, políticas o académicas para conmemorar beatificaciones o canonizaciones, traslados de reliquias, efemérides religiosas o para solemnizar acontecimientos relacionados con la familia real o personajes de la nobleza. Su finalidad era dar a conocer a los poetas nóveles, y las composiciones debían ajustarse a unos temas y una métrica precisos. Sigue leyendo

Titivillus: revista internacional sobre libro antiguo = International Journal of Rare Books

Titivillus: revista internacional sobre libro antiguo = International Journal of Rare Books

Presentación del primer número de Titivillus

El día 20 de mayo, a las 19 h., en la Biblioteca Nacional de España se presenta el primer número de Titivillus: revista internacional sobre libro antiguo = International Journal of Rare Books con las intervenciones de la Dra. Elisa Ruiz, del Dr. Víctor Infantes y del Dr. Manuel José Pedraza, como director de la revista; además de Concepción Lomba, Vicerrectora de Cultura y Política Social de la Universidad de Zaragoza, como entidad editora.

Titivillus es una nueva revista de periodicidad anual dedicada a los libros antiguos (manuscritos y de molde) y los impresos en todas las facetas relacionadas con ellos. Se edita en la Universidad de Zaragoza por un grupo de Investigadores del libro antiguo de diferentes universidades españolas y extranjeras.

Inicia Titivillus su andadura con un número especial que en buena parte reúne los trabajos presentados al I Congreso Internacional sobre Libro Medieval y Moderno celebrado entre el 10 y el 12 de septiembre de 2014 en Zaragoza.

Sigue leyendo