Archivo de la etiqueta: Post-Libros

Biblioideas: Después de los libros

 4-Elements: Post-Libros, Neolibros, No libros: un viaje de reinterpretación

El viejo mundo se muere, el nuevo tarda en aparecer, y en ese claroscuro surgen los monstruos.

Antonio Gramsci

El pasado 27 de junio se cumplieron cincuenta años de la instalación en Londres del primer cajero automático, aunque aquí no veríamos ninguno hasta 1974. El primer teléfono móvil se presentó en 1973 y la World Wide Web en 1992.

En 1959 llegó a España el primer ordenador, fue para Renfe. Hasta 1963 no llegaría uno a la Universidad de Zaragoza (por cierto, si quieres saber más de la historia de la informática en ella desde entonces no te pierdas este entretenido trabajo de Paco Serón, uno de sus investigadores).

Sólo unas décadas después de aquello, compramos la ropa o la comida en Internet, manejamos electrodomésticos desde la distancia y nos vemos metidos en una madeja de artilugios tecnológicos que han conseguido la paradoja de estar permanentemente conectados pero vernos poco y tratarnos menos. No está claro que la especie humana esté preparada para asumir estos cambios en tan corto espacio de tiempo sin consecuencias en la sociedad y en el individuo, en nuestra forma de ser, de comportarnos, de afrontar problemas, de vivir.

¿Y las bibliotecas? Nadie sabe realmente qué será de esos lugares, en qué se convertirán, ni siquiera si existirán a largo plazo. Los cambios en ese ámbito también han sido vertiginosos. Lo que es una tendencia en las bibliotecas públicas se consolida en las académicas y en las bibliotecas científicas ya es un hecho: el libro o la revista de papel están siendo relegados y “el usuario” empieza a ser un extraño. Nos consta su existencia y sigue disfrutando de servicios de la biblioteca, pero apenas se deja ver. No hablamos con él cara a cara, no vemos sus gestos ni su aspecto, no oímos el tono de su voz, no hay ese intercambio generador de sensaciones y emociones. De hecho muchas bibliotecas se esfuerzan en generar actividades que recuperen o refuercen ese contacto. En la misma Universidad de Zaragoza hay experiencias en esta dirección que puedes ver en otras secciones de este blog. La última, la Biblioteca de Semillas, en la Escuela Politécnica Superior de Huesca.

 4-Elements: Post-Libros, Neolibros, No libros: un viaje de reinterpretación

A estas o parecidas ideas les daba vueltas Fernando del Blanco, bibliotecario en el CID de Barcelona, un centro de investigación del CSIC, cuando una conversación sobre libros con miembros de 4-Elements, un colectivo artístico de la ciudad, acabaría convirtiéndose en una exposición: Post-Libros, Neolibros, No libros: un viaje de reinterpretación, «un viaje de indagación por el formato, por la morfología, por la poética y por la mitología del libro» materializado en una serie de “monstruos” de los que hablaba Gramsci.

Se enmarca en las actividades programadas dentro de la celebración del 50 aniversario del CID y ha estado abierta en la sala de lectura de su biblioteca desde el 9 de febrero al 30 de junio. Aquí puedes ver las obras. La exposición albergaba además la instalación Pre-Libros, seis piezas que incidían en la historia y los formatos del libro. Puedes verlas aquí.

Con ello Fernando del Blanco quería compensar «la pérdida de afluencia de nuestros usuarios precisamente por la crisis del libro que la exposición narra […] y continuar haciendo de la biblioteca un lugar atractivo, no sólo una aplicación, un recurso digital, un teléfono o un correo electrónico útiles». Lo cuenta en la última Enredadera, la revista de la Red de Bibliotecas y Archivos del CSIC.

 

BiblioideasBiblioideas es una sección mensual de nuestro compañero Chema Pérez en Tirabuzón, en la que se incluyen una serie de artículos dedicados a analizar fórmulas imaginativas y modelos de desarrollo en torno al mundo de la cultura y los libros.