Un enfriador para latas y botellas sin electricidad ni hielo

Paola Fatás, investigadora de la UZ (foto ABC)

En el antiguo servicio de consulta en línea de la Biblioteca, BUZón (hoy Mostrador de Ayuda – BUZ) hubo algunas consultas sorprendentes durante los años en que estuvo activo (2006-2013), según nos dicen nuestros compañeros al cargo del mismo, Chema Pérez y Reina Arcediano. Una de ellas, que hoy es de actualidad especialmente en esta ola de calor que no cesa, fue ésta:

Consulta:

¿COMO PUEDO CONSULTAR, Y EN SU CASO CONSEGUIR UNA COPIA, LAS PATENTES EXISTENTES SOBRE “AUTOENFRIAMIENTO DE LATAS DE CERVEZA” (Self-cooling can)
Fecha de solicitud: 06/07/07

“Por lo que leí entonces, el “autoenfriamiento de latas” es un asunto importante en la industria de la alimentación. Recuerdo que, en aquel momento, las patentes en vigor relacionadas con el autoenfriamiento de latas de cerveza eran 8 (para el autoenfriamiento de latas, en general, había docenas)”, nos comenta Chema, al buscar datos para enviar una respuesta a la solicitud.

La consulta vino de un Departamento de nuestra Universidad y ahora se ha hecho pública la noticia tanto en el Boletín iUnizar como en la prensa de que “una joven química de la Universidad de Zaragoza desarrolla un enfriador para latas y botellas sin electricidad ni hielo” y que “leyó su tesis doctoral en el Departamento de Química Orgánica en 2012”.

A nosotros nos gustaría pensar que la Biblioteca y su BUZón pusieron su granito de arena en esta historia.

Paola Fatás y su enfriador para latas y botellas sin electricidad ni hielo

Paola Fatás, Premio Extraordinario y Doctora en Química Orgánica, es la investigadora que ha patentado y desarrollado Aisber, este curioso enfriador de latas. Además ha creado su propia empresa, Cool everywhere, que acaba de ser reconocida como start up de la Universidad de Zaragoza, dentro del programa SPIN UP, promovido por la OTRI del Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica.

Aisber funciona mediante una disolución de sales en agua, cuya mezcla se enfría en segundos alcanzando temperaturas próximas a 0 grados centígrados. Funciona sin electricidad ni hielo y que permite enfriar la bebida hasta 20o C en menos de 10 minutos en cualquier lugar y momento.

¿Cómo funciona AISBER? (Imagen: Aisber)

Según informa la Universidad de Zaragoza, el proceso de enfriamiento en el interior de Aisber se produce de forma instantánea en el momento en el que se mezclan los componentes: principalmente urea y agua, que al disolverse alcanzan temperaturas próximas a 0o C. La lata o botella se coloca en el interior del enfriador, que toma forma cilíndrica. Una vez activada, la  mezcla se mantiene fría alrededor de 30 minutos, evitando que la bebida se caliente durante su consumo. El producto está disponible en www.aisber.com y en tiendas de deporte especializadas

Hasta ahora nadie había utilizado la tecnología de frío instantáneo para enfriar bebidas. “Hemos desarrollado una tecnología de fabricación que permite un enfriamiento rápido y efectivo a un precio competitivo” menciona Paola Fatás, Premio Extraordinario de Licenciatura en Química y Doctora en Química Orgánica por la Universidad de Zaragoza desde junio de 2012.

Paola pensó en esta idea durante una ruta en bicicleta en un día caluroso, tenía sed e incluso llevaba una lata de bebida pero no pudo tomarla porque estaba caliente. Le pareció increíble que no existiera nada para enfriar una bebida en cualquier lugar y comenzó a  investigar. “Cuando terminé el doctorado, todo el mundo me decía que me marchara al extranjero para seguir investigando; pero yo decidí quedarme y poner en marcha una empresa con el objetivo de poner en valor el conocimiento disponible, que es mucho, y generar riqueza en mi comunidad, a través del desarrollo de productos innovadores que mejoren la calidad de vida de las personas”, explica.

Ahora, Paola ha conseguido convertir su sueño en realidad y ha creado su propia empresa, que acaba de ser reconocida como start up de la Universidad de Zaragoza, dentro del programa SPIN UP, promovido por la OTRI del Vicerrectorado de Transferencia e Innovación Tecnológica. Para esta joven emprendedora, este reconocimiento “es una gran oportunidad tanto por el apoyo que estamos recibiendo, como por las posibilidades de colaboración en futuros desarrollos”.

Nuestra enhorabuena a Paola por su iniciativa y le deseamos grandes éxitos en éste y en futuros proyectos. Nosotros, desde la biblioteca, estaremos allí para ayudar a nuestros investigadores. Y si no tenemos a mano su enfriador, siempre nos quedará cerca nuestro entrañable y “tradicional” botijo.

Botijo (Imagen: José M. Ubé)

 

2 pensamientos en “Un enfriador para latas y botellas sin electricidad ni hielo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*