XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje

(Informan Victoria Sánchez y Laura Bordonaba, de la BUZ)

XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizajeLos días 7 y 8 de junio, Victoria Sánchez y Laura Bordonaba estuvimos en València asistiendo a estas Jornadas, organizadas por el Servicio de Bibliotecas y Documentación de la Universitat de València.

Las Jornadas, que alcanzaban en esta convocatoria su decimosexta edición, se han desarrollado cada año como uno de los objetivos de la Línea 2 del Plan Estratégico de REBIUN. Su propósito es difundir el concepto de CRAI entre los profesionales de la información,  de  la innovación educativa, de la producción multimedia y de cualquier persona relacionada con el soporte a la docencia y al aprendizaje en las universidades.

Con las de este año se abre un nuevo ciclo temático, dirigido a revisar, analizar y conocer el concepto -y sus posibles distintas materializaciones- de los laboratorios digitales.

Si se observa el panorama de la educación y la investigación, el paisaje no es el mismo que hace unos años. Los académicos y los estudiantes usan nuevas formas y métodos para investigar el mundo: recogen datos, los depuran, los analizan y los visualizan. Por lo que se refiere a los métodos docentes, se introducen nuevas metodologías (docencia basada en proyectos, docencia basada en problemas, docencia basada en investigación, por ejemplo) que fomentan el uso de tecnologías y productos multimedia, también de datos, y, por supuesto, el trabajo colaborativo. La biblioteca y la universidad deben adaptarse a las nuevas necesidades, hablar continuamente con docentes, investigadores y  estudiantes, observar su comportamiento y tomar decisiones para crear valor y servicios relevantes en un mundo en constante cambio.

En este entorno, los laboratorios digitales, los centros de conocimiento digital (Digital Scholarship Centers) o los makerspaces son espacios dotados con tecnología y herramientas que permiten el tratamiento de datos, la creación de contenidos digitales y la concreción de ideas o proyectos ya sea individualmente o en equipo. Se trata de espacios atractivos que invitan al trabajo colaborativo aprovechando al máximo las metodologías digitales y que promueven el contacto interdisciplinar.

Para exponer todo esto contamos con la presencia de dos reconocidos expertos y pioneros: Harriette Hemmasi, directora de la Biblioteca de la Brown University e impulsora del Center for Digital Scholarship, y Lars Binau, responsable de la Smart Library de la Denmark Technical University.

El día 7 de junio comenzamos con la inauguración de las CRAI. Ese día toda la actividad se concentró en el Edificio La Nau, en su Aula Magna.XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje

1º Ponencia: Introducción a los laboratorios digitales: qué son, para qué sirven, a quién se dirigen, qué servicios ofrecen. Harriette Hemmasi, bibliotecaria de la Brown University, comenzó su exposición situando su biblioteca: historia, usuarios (alrededor de 6.500 estudiantes de grado y unos 2000 de postgrado)… y cómo la información ha ido cambiando a lo largo de los años. Explicó cómo trabajar en la actualidad con toda esta información y ayudar en su trabajo tanto a académicos como a alumnos e incluso a bibliotecarios. La información se une con la tecnología y crean cuatro tipos de redes. Es necesario unir distintas personas con distintos conceptos de trabajo, lo que da lugar a que tengan que existir espacios comunes para trabajos distintos y por supuesto, distintas comunicaciones. Estos lugares ayudan a crear el sentimiento de comunidad, que es algo en lo que incidió mucho durante todas las jornadas. Lugares para la consulta, para talleres y para trabajo en grupo, para las clases.XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje

2º Ponencia: Cómo conseguir una verdadera asociación del CRAI/Laboratorio digital con sus usuarios: retos y oportunidades. Lars Binau, Team Manager, Library Facilities and Stacks, DTU Library (biblioteca que cuenta con alrededor de 11.000 alumnos y 6.000 trabajadores (profesorado, PAS, etc.)

El principio de DTU es el “aprendizaje en equipo” y el trabajo colaborativo. La biblioteca trabaja junto al profesorado para saber cómo enseñan, aunque no todos están dispuestos a compartir esa nueva forma de aprender. Cuando la biblioteca decidió llevar a cabo el cambio en sus espacios, es decir, crear un laboratorio digital y una “smart library”, encontraron como principal escollo la falta de presupuesto, sin embargo, como la idea pareció gustar a todas las partes implicadas, decidieron hacer un crowdfunding para conseguir la colaboración de todos los departamentos.

La renovación de la biblioteca consistió en crear diferentes espacios de trabajo y de información, todos ellos flexibles para poder modificarse en el momento en que sea necesario. Algunos de ellos:

  • Walls (muros) que sirven para informar de cualquier noticia o proyecto
  • Eventos: espacios dedicados a distintas actividades (nos puso un video sobre un concurso de robots)
  • Zonas de exposiciones
  • Salas de grabación, postproducción…, donde los alumnos graban los proyectos que llevan a cabo.
  • Zonas de realidad virtual (por ejemplo: alumnos que sueldan materiales en realidad virtual)XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje
  • Además se creó una “biblioteca inteligente”, Smart Library: se controla, a base de sensores, cuestiones ambientales (luz, climatización). También se trabajó con los bigdata para, por ejemplo, localizar un documento concreto que necesite un usuario con ayuda de su smarthphone.

Mesa redonda

Se lanzaron varias preguntas a los ponentes: Harriette Hemmasi, Lars Binau, Manuel Lozano y Teresa Malo de Molina. Teresa contó que en Universidad Carlos III están creando un Makerspace, que piensan inaugurar en octubre, y que surge en la EPS (Leganés) a través de los alumnos, no de la biblioteca, que lanzan la idea al Vicerrectorado. Parece ser que necesitaban espacios que la biblioteca tenía, además de amplios horarios, y ésta vendió el proyecto de crearlo. Al principio se pensó en crear un FABLAB, pero éstos tienen que tener la acreditación del MIT para su personal y no lo vieron viable. Se creó un equipo formado por varios grupos (bibliotecarios, técnicos de laboratorio, personal de la Oficina de Emprendimiento e Innovación, profesores, etc.) y también les pareció indispensable involucrar a los estudiantes en el proceso. El personal bibliotecario tendrá como función ejercer de mediador entre el personal técnico y los usuarios (y también les pareció indispensable involucrar a los estudiantes en el proceso). Llevan idea de crear otro en Ciencias Sociales. Manuel Lozano de la Pompeu Fabra recalcó que era importantísimo adelantarse y saber qué tecnología estaba en alza en cada momento para ir actualizando los laboratorios. En el suyo han apostado por realizar convenios con empresas para probar tecnología y hacer estudios de mercado, lo que facilita esta labor.

 Presentaciones de los patrocinadores

Curriculum Builder: Cómo potencializar el uso de los recursos de la biblioteca en la docencia. Pedro Fernández Galiano. EBSCO.

Soluciones de Bureau van Dijk para investigación y docencia. David Pérez Vicente. Bureau van Dijk.

Estudiantes del mañana. Andrés Cardesín. Euromonitor Internacional.

Espacios digitales de aprendizaje: los servicios de Odilo orientados hacia las CRAI. Francisco José Valentín y David de Torres. Odilo.

Estudios de caso de los dos grandes invitados:

Centre for Digital Scholarship de la Brown University. Harriette Hemmasi, University Librarian, Brown University.

Smart Library en la Technical University of Denmark. Lars Binau, Team Manager, Library Facilities and Stacks, DTU Library.

El día 8 nos trasladamos al edificio de la Facultad de Medicina. Nos dividimos para estar cada una en uno de los talleres propuestos.

Workshop 1

¿Cómo sacar el máximo partido a los laboratorios digitales? Retos y oportunidades. Con Harriette Hemmasi, University Librarian, Brown University y la colaboración de: Carme Cantos y Anna Magre, Universitat Pompeu Fabra.

Dividieron a los participantes en grupos, 6 en total de unas 7/8 personas cada uno, y nos plantearon dos actividades:

  • Actividad 1 – Debate sobre los espacios de la biblioteca y sus usos. ¿Qué cambio estratégico te gustaría que pasara en los espacios de la biblioteca?
  • En cada grupo, los participantes hicimos una presentación de nuestras bibliotecas y de cómo habían cambiado los espacios en los últimos años o qué proyectos nos planteábamos para un futuro cercano. Después de debatir sobre qué cambios nos gustaría que se realizasen en los espacios de la biblioteca, elegimos uno para presentar al resto de grupos.XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje
  • Actividad 2 – Debate sobre laboratorios digitalesXVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje
  • Se nos plantean dos posibles escenarios para la creación de laboratorios digitales, de los que debemos de elegir uno y contestar a una serie de preguntas para luego hacer una recreación de cómo quedaría nuestro laboratorio: sus objetivos, tipos de servicios y usuarios, espacio/os físico/s (hicimos un dibujo sobre papel), los retos y factores críticos que nos podríamos encontrar, cuál sería el papel de los bibliotecarios… Y cada uno de los grupos fue exponiendo su proyecto de laboratorio digital.

Workshop 2

¿Cómo crear un makerspace?: planificación, espacios, servicios y personal. Con Teresa Malo de Molina y Rosa Sánchez Hernández, Universidad Carlos III de Madrid.

Metodología similar al anterior. 4 temas en los que pensar. 8 grupos. Cada grupo desarrollamos un tema, pero cada tema fue desarrollado por dos grupos. Cada grupo designó un portavoz que presentó las conclusiones. Los portavoces de los grupos que trabajaron en el mismo tema, prepararon la síntesis de las conclusiones para presentar en la asamblea. La idea era diseñar un Maker Space teniendo en cuenta estos 4 bloques:XVI Jornadas CRAI: Los laboratorios digitales: un servicio de apoyo digital a la docencia, la investigación y el aprendizaje

  • Misión y orientación del servicio: ¿A quién va dirigido este servicio? ¿Cómo se accede al Maker Space? Horarios, uso de los espacios.
  • Difusión: ¿Cómo crear la comunidad del Maker Space?, difusión, eventos, frecuencia.
  • Personal: perfiles profesionales, habilidades y tareas de cada perfil.
  • Espacios y Equipamiento: espacios, mobiliario, uso.

Después se expusieron las conclusiones de los dos workshop y de las propias jornadas, entre las que hay que destacar que:

  • Las bibliotecas universitarias se han adaptado al cambio de paradigma en la enseñanza y en la investigación resaltando la importancia de la colaboración, la creatividad, el aprendizaje en grupo para la resolución de los problemas reales.
  • Los estudiantes que se incorporan a la universidad han conocido ese cambio en la metodología educativa ya desde la educación primaria donde el trabajo colaborativo y el aprendizaje por proyectos está cada vez más presente. Los nuevos espacios dentro del CRAI como FabLabs y Makerspaces son ya una realidad como hemos visto en la Brown University, Technical University de Dinamarca, Universidad Carlos III y Universitat Pompeu Fabra.
  • Las tecnologías utilizadas en los entornos de Ciencia y Tecnología (realidad virtual, realidad aumentada, impresoras 3D) también ofrecen muchas posibilidades en las áreas de Humanidades y Ciencias Sociales.
  • La implicación de todo el personal para llevar a cabo estos proyectos es fundamental, es necesaria una comunicación interna fluida y efectiva y la colaboración de diferentes profesionales bibliotecarios, técnicos audiovisuales, ingenieros, etc.
  • Algunas bibliotecas españolas, europeas y americanas ofrecen espacios abiertos a la participación donde se encuentran bibliotecarios, profesores y estudiantes y se comparten conocimientos y habilidades. La colaboración entre la biblioteca, los docentes y los estudiantes universitarios sigue siendo la clave del éxito de los proyectos.
  • Las bibliotecas universitarias ofrecen el espacio y las condiciones ideales para estos proyectos innovadores pero aún tenemos interrogantes pendientes: la demanda de estos servicios por parte de profesores y estudiantes, la gestión masiva de datos y sus implicaciones jurídicas y la gratuidad de los servicios

Las jornadas se completaron con la visita el día 7 al Parque Natural de La Albufera de València, y una cena institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.